CARNE_PUNTOS

El 1 de julio de 2006 entró en vigor el carné por puntos como una medida más del paquete establecido entonces para reducir una siniestralidad muy superior a la de los países de nuestro entorno.

Gracias a los diez años del carné por puntos, y otras medidas entre las que destaca la concienciación cada vez mayor de los conductores, la siniestralidad se ha reducido de manera radical. Pero, sigue habiendo heridos y fallecidos en las carreteras españolas todos los años, estos últimos años parece que se ha producido un estancamiento en las cifras además, por lo que nunca se puede bajar la guardia. Porque la cifra ideal de siniestralidad en carretera es cero.

En cuanto a las conclusiones que ha sacado Tráfico de los diez años del carné por puntos, podemos obtener cierta satisfacción ya que “solo” siete millones y medio de conductores han sido sancionados con retirada de puntos en estos diez años, lo que supone un 25% del censo de conductores. De estos siete millones y medio, poco más de dos millones y medio son conductores reincidentes que han sido sancionados en varias ocasiones, el resto solo ha sido sancionado una vez. En total, se han impuesto 12,3 millones de sanciones que han supuesto 37,99 millones de puntos detraídos.

A los tres años de la puesta en marcha del carné por puntos se premió a todos aquellos conductores que contaban con el sado intacto con dos puntos extras, sumando un total de 14 puntos. Y tres años después, a estos mismos conductores, los que seguían con el saldo intacto, en este caso los 14, se les premió con un punto extra, logrando la cifra de 15 puntos.

El saldo de puntos puede consultarse en cualquier momento por cualquier ciudadano a través de la web de la DGT, www.dgt.es. En cualquier caso, cuando se roza un límite peligroso de puntos la DGT se comunica con el conductor, es el caso de los conductores que disponen de 4, 5 o 6 puntos.

Curiosidades de los diez años del carné por puntos

214.150 conductores (el 1% del censo) han perdido todos los puntos de su permiso en estos diez años; de ellos, 8.759 lo han perdido al menos en dos ocasiones y 219 conductores tres o más veces. El 1 de julio de 2012, el 59,5% de los conductores, casi 17 millones, disponía de los 15 puntos.

El 42% de las infracciones que suponen pérdida de puntos lo son de las que llevan aparejada la pérdida de 2 puntos; el 7% por infracciones que implican la pérdida de 6 puntos.

Casi la mitad de las infracciones (46%) lo son por exceso de velocidad, seguidas por el no uso del cinturón de seguridad y del sistema de retención infantil (11%); el uso del teléfono móvil o dispositivos de sonido alcanzan un 10% de las infracciones y la conducción con consumo de alcohol o drogas son un 9% de las infracciones detectadas con pérdida de puntos. Y es que el porcentaje de positivos por alcohol en estos diez años ha disminuido sensiblemente, se ha pasado de un 5,1% de positivos en los controles realizados a un 1,6%, teniendo en cuenta además que ahora se realizan muchos más controles de alcoholemia.

De las infracciones impuestas por circular con más alcohol del permitido, el 34% de las sanciones se han impuesto a conductores con más del doble de la tasa permitida (6 puntos perdidos).

En cuanto a las infracciones por exceso de velocidad, el 75% de ellas corresponden a excesos entre 121 y 150 km/h que solo llevan aparejada multa de 100 euros pero no pérdida de puntos; el 25% restante se dividen entre un 80% que conllevan pérdida de 2 puntos; un 5% de 3 puntos, un 9% de 4 puntos y un 5% de 6 puntos.

Por edades, el grupo que acumula el mayor número de pérdida de puntos es el comprendido entre los 35 y 44 años (con un 26%) seguido del grupo entre 25 y 34 años (con un 25%).

En los conductores noveles (el permiso de conducción tiene una antigüedad inferior a tres años y solo disponen de ocho puntos en su carné) destacan las infracciones por consumo de alcohol y drogas así como el exceso de velocidad.