[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_single_image image=”142″ css_animation=”left-to-right” img_link_target=”_self” img_size=”large”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text]Y no será porque no estaba advertido el Gobierno español sobre la “ilegalidad” del céntimo sanitario que ha tenido que venir a decirle el tribunal de Justicia de la Unión Europea en un “dictamen no vinculante” que es claramente INCOMPATIBLE CON LA LEGISLACIÓN COMUNITARIA.

Ahí queda eso. ¿Qué implica este dictamen? Que dentro de unos meses, no demasiados para agonía de la Hacienda Pública, saldrá un fallo final que, salvo que todas las quinielas fallen, será exactamente igual que el dictamen previo, declarará la ilegalidad del céntimo sanitario.

¿Y entonces qué? Pues si las cosas siguieran su curso natural, el Gobierno español tendría que devolver lo recaudado por el céntimo sanitario a los consumidores finales que son los que se han visto perjudicados con esta ilegalidad cometida por los sucesivos Gobiernos españoles desde el año 2002 que se implantó. Y se baraja una cantidad que podría rondar los 13.000 millones de euros, algo más que inasumible para nuestras maltrechas y arruinadas cuentas públicas.

Sabiendo la que se le venía encima, pues en 2008 la Comisión Europea ya emitió otro dictamen en el que declaraba esta incompatibilidad de céntimo sanitario con las legislación comunitaria sobre Impuestos Especiales, en los presupuestos de 2013, el céntimo sanitario se derogó, desapareció, y fue sustituido por un nuevo recargo sobre el actual impuesto especial de hidrocarburos, sin más. Es más, el Gobierno Español ha pedido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea que le castigue pero poco, lo que viene a ser que asume que ha actuado mal, pero que no le obligue a devolver lo recaudado por céntimo sanitario porque supondría la ruina total de la Hacienda Española (esos 13.000 millones de euros superan todo el gasto en personal público de todo el Estado). Que el castigo sea a futuro. Si se vuelve a equivocar entonces sí.

Y esto puede llevar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a hacer una excepción y no obligar a la devolución de lo recaudado atendiendo a la penuria económica española. Aunque han dejado bien claro que merecerlo, nos lo merecemos (nuestro Gobierno se entiende) porque advertidos estaban.

Y si alguien ha luchado porque llegara este día, ése ha sido FENADISMER que desde su imposición en 2002 se declaró manifiestamente en contra y por los mismos motivos que ahora ha alegado la Unión Europea: incompatibilidad con la legislación europea sobre Impuestos Especiales.

Por fin, una buena noticia para el sector. Ya iba siendo hora de que nos pudiéramos felicitar por algo. Aunque tarde, eso sí. En unos meses quizá podamos titular JAQUE MATE para el céntimo sanitario.

¿O tú no opinas lo mismo?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]