Hablamos de la falta de consideración de la DGT con los camiones y decimos, incluso, que la Dirección General de Tráfico (DGT) no siente ningún aprecio por los camiones y el transporte de mercancías por carretera. Solo hay que tener en cuenta las últimas decisiones tomadas sobre regulación de tráfico que afectan a los camiones. Y es que no les importa imponer medidas que restringen y condicionan la circulación de los vehículos pesados valiéndose de unos argumentos… que no tienen ningún reparo en dejar de lado cuando les conviene. Recientemente estamos teniendo ejemplos que dejan bien claro esta actitud.

La resolución de la DGT que fija las medidas especiales de regulación del tráfico, donde se establecen las restricciones a la circulación de los camiones, prohíbe el paso de camiones por dos tramos de la N-340 en Castellón y por la N-232 en La Rioja. El objetivo de esta medida contra el transporte de mercancías por carretera es garantizar la seguridad vial, la movilidad y la fluidez del tráfico y disminuir la siniestralidad en estos tramos de carretera de doble sentido de circulación.

La falta de consideración de la DGT con los camiones

Pues bien, resulta que las lluvias (no ha tenido nada que ver la calidad de la construcción de la infraestructura) han provocado un socavón en la A-4 a la altura de La Carolina, que ha obligado a cerrar la autovía en sentido sur entre los kilómetros 269 y 271, y a organizar el paso de los vehículos utilizando la calzada de dirección norte para los dos sentidos.

¿Y qué es lo que ha hecho la DGT al coincidir el corte de esta carretera con unas “fechas tan específicas” como el puente de la Constitución y la Inmaculada? Para “garantizar la movilidad y la seguridad vial de todos” ¿…de todos?, prohibió la circulación de camiones la tarde del jueves 5 de diciembre y la mañana del viernes 6 por la A-4 desde Andújar y Bailén hasta Almuradiel, y en la A-44 entre Bailén y Jaén, en ambos casos en los dos sentidos.

Y se les proponía como recorrido alternativo utilizar la A-43 y la A-41 desde Manzanares hasta Puertollano ¡para continuar hacia Montoro por la N-420 y enlazar con la A-4! ¿En qué quedamos? ¿No es más peligroso que los camiones circulen por las vías de doble sentido?

Además, esta ruta alternativa suponía realizar más de cien kilómetros por una carretera con un trazado bastante sinuoso, con continuas subidas y bajadas y el paso por el puerto de Niefla… Claramente, en este caso, la DGT puso en primer lugar la movilidad de los que salían de vacaciones y dejó en un segundo plano la siniestralidad, por lo menos la que pudieran sufrir los conductores de los camiones que, deseosos de acabar su semana de trabajo, optaran por tomar el desvío para llegar a casa lo antes posible para disfrutar de unos días de descanso.

Algo a lo que parece que tienen más derecho los demás ciudadanos y una de las muchas razones por las que hablamos de la falta de consideración con los camiones por parte de la DGT.

La DGT se olvida de los tiempos de conducción y descanso obligatorios

¿Y qué pasa con los tiempos de conducción y descanso? Ante esta medida imprevista, hecha pública el miércoles, ni con 24 horas de antelación, a los conductores que no les quedara “disco” para dar este rodeo o para esperar a que finalizara la restricción, pues nada, que hagan el descanso semanal en la cabina del camión, ¿no? …mientras no sea el de 45 horas, claro. En fin…

No estaría de más que alguien le explicara a los responsables de la DGT que cada vez hay menos personas dispuestas a trabajar como conductores de camión, y que las restricciones que imponen a los camiones también contribuyen a desaminar a los posibles candidatos. No se deben dar cuenta en la DGT de que los conductores de camión también quieren conciliar la vida laboral y la familiar.

Y una nueva restricción para camiones en la AP1/N1 desde Burgos en 2020

Ajenos a esta realidad, para el año 2020 en la DGT han pensado en implantar una nueva restricción en la AP-1 y en la N-1 desde Burgos en dirección al País Vasco para que una veintena de días, entre domingos y festivos, no puedan circular los camiones entre las 16 y las 21 horas.

Antes de tomar esta decisión, ¿se habrán planteado en la DGT cómo afecta esta limitación a la circulación a la organización interna de las empresas de transporte y a la vida personal de los conductores? De nuevo, garantizar la movilidad y la fluidez del tráfico se antepone a cualquier otra cuestión. Incluso sobre la disminución de la siniestralidad…

Así que sinceramente, creemos que nos sobran las razones para creer que la DGT no tiene ninguna consideración ni por los conductores de camión ni por las empresas de transporte.

El problema de la siniestralidad no es de los camiones…

Por cierto, a los responsables de la DGT les vendría bien echar un vistazo a sus propias estadísticas, para que no se les olvide que, en dos de cada tres accidentes con víctimas en los que se ve involucrado un vehículo pesado, la responsabilidad de que el accidente se produzca es de otro usuario de la vía.

Así que, si lo que quieren es reducir la siniestralidad, en lugar de implantar más restricciones a los camiones, la DGT debería plantarse la necesidad de mejorar la formación del resto de conductores para que no provoquen accidentes al interactuar con los camiones en las carreteras por las que todos deberíamos tener el mismo derecho a circular libremente.