Navarra elimina el impuesto de hidrocarburos

 

Navarra ha anunciado la eliminación del impuesto de hirdrocarburos en su tramo autonómico a partir del 1 de enero de 2017.

Navarra ha anunciado la eliminación del tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos a partir de enero de 2017.

Este anuncio, que sin duda es una buena noticia para los transportistas, no deja de ser una muestra más de la política errática y descoordinada de las comunidades autónomas en materia de tributación en general y sobre los carburantes en particular. Esto es lo que denuncia FENADISMER, ocasionando, además, innecesarios efectos “frontera” en las zonas limítrofes regionales en función de cual sea el recargo autonómico (antiguo céntimo sanitario) que soportan los carburantes que se venden en las estaciones de servicio situadas en cada Comunidad Autónoma. Y es que esta actuación, ahora lo quito a hora lo pongo, responde exclusivamente a decisiones meramente políticas, sin tener en cuenta cuáles sean los intereses de la economía en general y del sector del transporte por carretera en particular.

Navarra elimina el impuesto de hidrocarburos a partir del 1 de enero de 2017

El último ejemplo de ello ha sido el anuncio realizado esta semana por el Gobierno de Navarra de que está tramitando un proyecto de Ley foral de modificación de diversos impuestos, entre los que se incluye la eliminación del impuesto autonómico de hidrocarburos a partir del próximo 1 de Enero. Lo sorprendente es que no es la primera vez que el Gobierno foral suprime dicho impuesto, sino que ya en la anterior legislatura, cuyo gobierno ostentaba UPN, suprimió en 2014 dicho impuesto, aduciendo que la aplicación del mismo había supuesto “una disminución significativa en el consumo de los productos afectados así como que la recaudación tributaria no compensa los recursos, tanto materiales como humanos, que deben destinarse a dicha gestión”

Sin embargo, el nuevo Gobierno navarro cuatripartito que surgió de las urnas el pasado año 2015, haciendo caso omiso de las protestas tanto de las asociaciones de transportistas como del colectivo de gasolineras de dicha región, decidió reimplantar el impuesto a partir de este año 2016, además en su importe máximo, lo que  ha ocasionado una importante disminución en las ventas de carburantes en dicha región y la consiguiente menor recaudación fiscal derivada del tramo estatal del impuesto, lo que ha obligado al Gobierno foral a rectificar diez meses después de su entrada en vigor.

La importancia de una política fiscal coordinada

Por ello, FENADISMER va a exigir al nuevo Gobierno estatal recién nombrado la necesidad de establecer una política armonizada en materia de fiscalidad sobre los carburantes, y que acabe de este modo con las actuales distorsiones impositivas a nivel autonómico, contrarias a los intereses económicos de los diferentes sectores consumidores de carburantes, en especial del transporte por carretera.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Seis detenidos y doce investigados por manipulación de los tacógrafos

Hay seis detenidos y doce investigados por manipulación de los tacógrafos de los once camiones de la empresa de transportes establecida en Cádiz, en...

La bonificación a los combustibles para el transporte profesional se extiende hasta el 30 de junio de 2023

Hoy hemos sabido que la bonificación a los combustibles para el transporte profesional se extiende hasta el 30 de junio de 2023: 20 céntimos/litro...

Resolvemos dudas sobre la prohibición de la carga y descarga por parte del conductor. Episodio 19 del Podcast de Fenadismer en Carretera

En el episodio 19 del podcast de Fenadismer en Carretera hablamos con Juan José Gil Panizo, secretario general de FENADISMER, para que nos resuelva...