Cambios en los tiempos de conducción y ayudas económicas para el transporte combinado

La Comisión Europea propone cambios en los tiempos de conducción y ayudas para el transporte combinado en una propuesta de modificación de la Directiva sobre transporte combinado, que también cambia la definición del mismo. Siempre en perjuicio de la carretera, en opinión de la UETR.

La Comisión Europea quiere modificar la Directiva 92/106/CEE sobre transporte combinado para ampliar, apoyar y favorecer este transporte para contribuir a la tan necesaria descarbonización del transporte. Como idea está bien, opina la UETR, pero en la base hay argumentos que no solo no se sostienen, si no que perjudican a otros modos de transporte, como el transporte por carretera.

De momento se trata solo de una propuesta de modificación de la Directiva 92/106 de la CEE por parte de la Comisión Europea, que lleva años queriendo favorecer el trasvase de mercancías de la carretera al ferrocarril, sobre todo, pero también a otros modos de transporte. El objetivo es reducir las emisiones de CO2 del transporte por carretera y, además, otros costes externos asociados al mismo, como los accidentes, el ruido o la congestión.

Para ello propone nuevas definiciones de lo que es transporte combinado, liberaliza de autorizaciones de forma más extensiva a estos transportes y, sobre todo, les beneficia con una serie de ayudas que nunca se han previsto para la carretera, hasta ahora el transporte más eficiente de todos y que ha permitido llegar a Europa a su nivel de bienestar actual.

Nueva y más amplia definición del transporte combinado

La propuesta de la Comisión considera que transporte intermodal es todo transporte en el que la mercancía se trasvase de un modo de transporte a otro sin que haya manipulación de la mercancía, ya que esta viajará en contenedor, caja o semirremolque, etc.

Y el transporte combinado al que van destinadas las ayudas, según la propuesta de la Comisión, es un tipo de transporte intermodal que debe tener un 40% menos de costes externos que si ese mismo transporte se hace solo por carretera. Pero, resalta la UETR, no especifica cómo se cuantifican esos costes externos (el CO2 es más fácil de cuantificar, pero los accidentes, ruido o congestión…)

Es decir, se trata de operaciones de transporte es las que el trayecto más largo se hace por un modo diferente a la carretera (barco, ferrocarril) y la carretera solo se utiliza para el principio y el final del mismo, es decir, trayectos mucho más cortos.

Para promover el transporte intermodal propone:

  • todo transporte intermodal estará exento de autorizaciones y contingentes limitados de autorizaciones.
  • los estados miembros estarán obligados a adoptar un marco de acción nacional para facilitar la adopción del transporte intermodal.
  • las terminales de transbordo intermodal tienen que ofrecer transparencia: el potencial cliente tiene que saber qué servicios y costes asociados ofrecen en sus instalaciones.

Y para promover el transporte combinado la propuesta de la Comisión incluye dos medidas de apoyo:

  • establece una exención en todo el territorio de la UE de las prohibiciones de conducción de fin de semana, vacaciones y noche para los trayectos cortos por carretera, que tampoco detalla en qué consistirían y cómo afectarían a los conductores y a las empresas de transporte.
  • establece como objetivo la reducción del coste medio puerta a puerta de las operaciones de transporte combinado: reducir al menos el 10% de este coste en un periodo de siete años.

Además, especifica, al transporte combinado así entendido se le aplicarían todas las medidas reglamentarias vigentes para el transporte combinado, como la prohibición de fijar cuotas o autorizaciones, igual trato para el transporte combinado que para el transporte internacional por carretera a la hora de poder utilizar transportistas no residentes (cabotaje) o la prohibición de regular los precios.

Costes externos de los diferentes modos de transporte según la Comisión

Según la propuesta de la Comisión, los costes externos (emisiones de CO2, congestión, ruido y accidentes) derivados del transporte por carretera son 0,042 €/tkm, mientras que los realizados en transporte ferroviario son de 0,013 €/tkm y los marítimos o vías navegables son de 0,019 €/tkm.

Los accidentes (29,7%) y la congestión (18,8%) son los principales componentes del coste de cualquier operación con vehículos pesados (camiones), dice la Comisión en su texto, y estos costes no se van a reducir con la descarbonización, es decir, la transformación de la flota a cero emisiones, si no solo mediante la reducción de camiones en las carreteras.

¿Qué fórmula emplea la Comisión para calcular el coste externo de cada modo de transporte? ¿Qué valor le da a cada coste externo? No lo sabemos, pero la carretera es la que tiene las cifras más altas en todos.

Ayudas al transporte intermodal y combinado, pero no a la carretera

Como el objetivo de esta Directiva no es otro que aumentar la cuota de mercancías transportadas por medios que no sean la carretera, se proponen medidas reglamentarias (como las que hemos visto más arriba) para ayudar a su desarrollo, pero también otro tipo de medidas no reglamentarias, como ayudas económicas específicas para los transportes combinados definidos en esta propuesta.

Deslealtad de la Comisión europea

La UETR, que agrupa a dieciocho organizaciones de transporte europeas, entre otras FENADISMER, se muestra conforme con la necesidad de modificar y fomentar el transporte combinado, pero no a costa de perjudicar a otros modos de transporte, la carretera.

La propuesta de la Comisión propone una “transferencia forzosa de la carretera a otros modos” que no debe darse, ya que debe regir el principio de competencia leal y de libertad de empresa, por el cual todos los modos deben competir en igualdad de condiciones. Es decir, no se pueden fijar unas ayudas a unos modos de transporte en detrimento de otros, como hace esta propuesta de la Comisión.

Para la UETR de lo que debe tratarse es de cómo pueden colaborar de forma eficiente y en igualdad de condiciones los diferentes modos de transporte, para alcanzar los objetivos de descarbonización de la Unión Europea.

  • Suscríbete a nuestro boletín

  • Nuestro Podcast

NUESTROS DESTACADOS

Se acaba el plazo para solicitar ayudas para el cambio de tacógrafo

El Gobierno ha recordado hoy a los transportistas que se les acaba el plazo para solicitar ayudas para el cambio del tacógrafo por uno...

Infracciones que determinan el riesgo de las empresas de transporte europeas

En el Diario Oficial de la Unión Europea se ha publicado la Directiva que incluye las infracciones que determinan el nivel de riesgo de...

Sanciones por el uso del tacógrafo cometidas en otro Estado miembro o tercer país

La modificación del Reglamento comunitario 561/2006 a principios de este mes, ha dado lugar a una modificación importante y es que ahora cualquier Estado...