La Guardia Civil cuenta con 39 drones para vigilar el tráfico este verano

Este verano Tráfico cuenta con 39 drones para vigilar las carreteras y las conductas temerarias al volante, los tramos con riesgo alto de accidente y las carreteras con mayor tránsito de usuarios vulnerables (sobre todo ciclistas). Se suman a los 12 helicópteros que ya realizan estas funciones para la DGT.

Los 39 drones con los que contará la DGT este verano para realizar las funciones de vigilancia de tráfico requieren para su funcionamiento un piloto que se encarga de manipular los controles de vuelo, un operario que maneja la cámara (que puede ser personal de la DGT o Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil) y que habrán tenido que obtener un certificado para poder realizar estas funciones.

Los drones se pusieron ya en funcionamiento en 2018 a modo de prueba; desde 2019 ya funcionan como medio de vigilancia del tráfico y detección de infracciones. En 2020 había 21 unidades y en 2021 ya son 39 las unidades con las que cuenta la DGT para estas funciones.

La base en la que se encuentran los drones son las unidades de medios aéreos y/o en sectores de tráfico de la Guardia Civil para apoyar la acción de los 12 helicópteros que ya están en funcionamiento para la vigilancia del tráfico. Así, cada patrulla de helicópteros de la DGT (con base en A Coruña, Zaragoza, Valladolid, Sevilla, Málaga y Valencia) disponen de dos drones para misiones en entorno local y zona de influencia. En la base central de Madrid se contará con 15 drones para la vigilancia de las carreteras de Madrid y Castilla-La Mancha y realizar apoyo al resto de provincias que lo precisen. En cantabria, Asturias y Extremadura se dispondrá de dos drones por zona, mientras que en los territorios insulares, Canarias y Baleares contarán con tres drones cada área.

Los drones funcionan a una altura de 120 metros, pueden circular hasta a 80 km/h y soportan temperaturas de 20º a 45º. La autonomía de vuelo es de 40 minutos al cabo de los cuales se les cambia la batería para continuar con sus funciones de vigilancia y detección de infracciones.

Una vez que la infracción es captada por un dron, se notifica en el acto a un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o bien se tramita posteriormente por las autoridades competentes. Todas las sanciones detectadas por un dron van acompañadas del fotógrafa correspondiente con la evidencia de haber cometido la infracción.

Los drones se han mostrado especialmente eficaces para detectar infracciones de uso del móvil mientras se conduce (12,5% de las infracciones detectadas); uso incorrecto del cinturón y de los sistemas de retención infantil (un 15,9% de las infracciones) y de adelantamiento de ciclistas sin respetar las distancias mínimas.

En el video que tenéis a continuación, se refleja muy bien cómo captan los drones estas infracciones, y otras, y cómo un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para al infractor unos kilómetros o metros más adelante.

  • Suscríbete a nuestro boletín

  • Nuestro Podcast

NUESTROS DESTACADOS

Se acaba el plazo para solicitar ayudas para el cambio de tacógrafo

El Gobierno ha recordado hoy a los transportistas que se les acaba el plazo para solicitar ayudas para el cambio del tacógrafo por uno...

Infracciones que determinan el riesgo de las empresas de transporte europeas

En el Diario Oficial de la Unión Europea se ha publicado la Directiva que incluye las infracciones que determinan el nivel de riesgo de...

Sanciones por el uso del tacógrafo cometidas en otro Estado miembro o tercer país

La modificación del Reglamento comunitario 561/2006 a principios de este mes, ha dado lugar a una modificación importante y es que ahora cualquier Estado...