El Parlamento Europeo propone un nuevo plan más ambicioso de infraestructura de carga eléctrica e hidrógeno para el transporte

Los parlamentarios europeos son más ambiciosos y exigentes con el clima que los ministros, así lo ha confirmado el informe recientemente aprobado en la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo donde se propone un plan más ambicioso para disponer de una red de recarga eléctrica y de hidrógeno para el transporte por carretera. No queda otra si hay que llegar a 2050 siendo neutros en emisiones, como pretende el Green Deal Europeo.

Si hace unos meses os contábamos que el Consejo Europeo de Ministros había rebajado las pretensiones de la Comisión Europa en cuanto a la disponibilidad de una red de infraestructura de recarga eléctrica y de hidrógeno para el transporte por carretera, mercancías y viajeros, así como de su capacidad, ahora, en el Parlamento Europeo se acaba de aprobar un nuevo informe que recupera la necesidad de acelerar la infraestructura de recarga eléctrica y de hidrógeno para apoyar a los fabricantes de vehículos en las inversiones que realizan para desarrollar vehículos alternativos y a los propios clientes que pretenden dar este paso hacia un transporte cero emisiones.

Los parlamentarios lo tienen claro: si hay que cumplir los objetivos del Green Deal europeo que implica reducir las emisiones un 55% para 2030 y ser neutro en emisiones en 2050, los estados miembros tienen que poner más de su parte. En este caso, tienen que contribuir con unos planes de desarrollo de una red de infraestructura de recarga suficiente, al menos en el corazón de la red TEN-T, y con capacidad de potencia suficiente para permitir la operativa diaria de las empresas de transporte, mercancías o viajeros que utilicen estos vehículos.

El informe aprobado en la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo incrementa los requerimientos de potencia de salida necesarios para la infraestructura de recarga eléctrica tanto para vehículos ligeros como pesados en el corazón de la red TEN-T, incluyendo los núcleos urbanos. Además, el número de estaciones de recarga para vehículos pesados se incrementa en el corazón de la citada red de las principales carreteras y autopistas europeas para 2025 y 2030 y se introduce un objetivo adicional para 2027 en relación con las áreas de aparcamiento seguro para camiones. Y es que el papel de estas áreas será aún más importante en el futuro ya que se convertirán en un punto ideal para que los conductores recarguen sus vehículos mientras hacen el descanso: el informe aprobado ahora establece dos estaciones de recarga disponibles en cada área de aparcamiento seguro para 2028, en lugar de un solo punto y para 2031 como aprobó la Comisión Europea.

El informe también sugiere disponer de más estaciones d recarga de hidrógeno a lo largo de las principales carreteras europeas, cada 100 kilómetros en lugar de los 150 kilómetros propuestos por la Comisión Europea. Y además, disponer de esta red antes, en 2028 y no en 2031.

Importante reforzar la red eléctrica

En relación con la red eléctrica, el informe de la Comisión de Transportes del Parlamento Europeo reconoce que es necesario asegurar una conexión y capacidad de carga adecuadas. Hay que establecer unos mínimos sobre cuál será la potencia necesaria de salida de la red eléctrica para la infraestructura de recarga, de forma que no suponga un problema para el trabajo diario de los operadores de transporte, ya que ni los camiones, cargados con mercancías esenciales, pueden permitirse quedarse parados en medio de la red de carreteras ni tampoco los autobuses en sus desplazamientos con viajeros.

El informe además hace un llamamiento a los estados miembros para que lleven a cabo un análisis antes de 2025 orientado a planificar los refuerzos necesarios en la red de recarga.

Falta un sistema de reserva para el transporte

Algo que no incluye el informe es el establecimiento de us sistema de reserva por parte de los conductores profesionales de forma que puedan planificar con antelación la ruta incluyendo los puntos de recarga, porque las necesidades de los operadores de transporte, nada tienen que ver con las necesidades de los conductores particulares. Las empresas de transporte, por la normativa exigente que tienen que cumplir y por la propia rentabilidad de sus medios, necesitan planificar con antelación sus rutas y sus destinos, como señala la IRU (International Road Union).

Punto europeo de recogida de datos

Finalmente, los parlamentarios han propuesto el desarrollo de un punto europeo de recogida de datos, disponible en 2023, de todos los estados miembros con información relativa a los combustibles alternativos. Este punto de acceso para todos los operadores de transporte europeos debe proporcionar información sobre la disponibilidad de estarcíos de carga y recarga eléctricas y de hidrógeno, los tiempos de espera, capacidad de la red y precios.

El paso siguiente será su votación en el plenario del Parlamento Europeo a mediados de octubre. Si se aprueba, se iniciarán las negociaciones del trílogo (Parlamento, Consejo y Comisión Europeos) hasta dar con un acuerdo final.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Desarticulado un grupo criminal que robaba en camiones rajando la lona

La organización criminal desarticulada por la Guardia Civil se considera que es la responsable del robo de mercancías por el “método lonero” en al...

Transportes publica un documento informativo sobre la carga y descarga y la Ley de la Cadena de Transporte

Las numerosas dudas planteadas por los transportistas en relación con la participación del conductor en las labores de carga y descarga y de las...

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...