El Consejo Europeo ralentiza el desarrollo de la infraestructura de recarga eléctrica de los camiones

Recarga eléctrica camiones

El Consejo Europeo quiere ralentizar el desarrollo de la red de infraestructuras de recarga eléctrica y de hidrógeno para los camiones. Los estados miembro de la UE consideran que la propuesta de la Comisión Europa es demasiado ambiciosa en su arranque, a partir del año 2025, si bien es cierto que para el año 2030 coinciden en los objetivos. El Consejo también propone flexibilizar, aunque en menor medida, las condiciones de implantación de las infraestructuras de recarga para vehículos ligeros.

El Consejo Europeo trató en su reunión del 2 de junio varias medidas contenidas el paquete «Objetivo 55», Fit for 55 en su denominación oficial. Es un conjunto de propuestas encaminadas a revisar y actualizar la legislación de la Unión Europea y poner en marcha nuevas iniciativas con el fin de conseguir una reducción del 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030, como paso intermedio para alcanzar el objetivo final de ser un continente neutro en emisiones en 2050.

Entre las medidas revisadas por el Consejo Europeo, integrado en esta ocasión por los Ministros de Transporte, estaba el proyecto de Reglamento que fija cómo debe ser la red europea de infraestructura de recarga eléctrica y de hidrógeno para el transporte por carretera, marítimo y aéreo.

En el caso del transporte por carretera, el Consejo ha considerado que la propuesta incluida por la Comisión Europea en el Reglamento para implantar una red de carga eléctrica y de hidrógeno para los camiones es demasiado ambiciosa.

La Comisión incluyó como objetivo que en 2025 debería estar operativa en la red viaria principal (la RET-T), integrada principalmente por autovías y autopistas, y no todas, al menos una estación de recarga eléctrica cada 60 kilómetros para camiones. Y en 2030 las estaciones de esta red deberían haber incrementado su potencia y capacidad de carga. En cambio, el Consejo considera que, debido a que la comercialización de camiones eléctricos no va muy avanzada e incluso todavía no se ha definido por completo un estándar para las conexiones entre camión y estación de recarga, será suficiente con que haya puntos de recarga en un 15% de la longitud de la red principal de carreteras europeas, sin fijar una distancia mínima entre puntos de carga.

Donde sí coinciden Comisión y Consejo es en el objetivo para 2030: que haya una estación de carga cada 60 kilómetros en la red principal de la RET-T con una potencia mínima de 3.500 kW, que permita cargar varios camiones a la vez, y al menos dos conexiones individuales de recarga ultra rápida para camiones de 350 kW.

La decisión final sobre los objetivos que fije el Reglamento saldrán del acuerdo que se alcance entre Consejo y Parlamento Europeo. Los diputados son más ambiciosos que los ministros de Transporte de cada país que forman el Consejo, así que la solución definitiva se va a hacer esperar unos meses.

En cuanto a los vehículos ligeros, turismos y furgonetas, el Consejo no cambia los objetivos de la propuesta de la Comisión, pero establece condiciones sobre el volumen de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en circulación para que sea obligatorio contar con una red de recarga densa, cada 60 kilómetros en la red principal de carreteras en 2025 y en 2030 en la red secundaria.

En el caso de la red de reportaje de hidrógeno, la propuesta de la Comisión fijó que tendría que haber un punto de recarga cada 150 kilómetros en las principales rutas para finales de 2030, mientras que el Consejo aumenta la separación a 200 kilómetros.

A pesar de las diferencias en lo objetivos de desarrollo de la red de infraestructuras de recarga de cero emisiones, tanto el Consejo como la Comisión consideran que con este reglamento se evitará que la decisión de compra de un vehículo cero emisiones esté condicionada por la disponibilidad o no de la infraestructura de recarga necesaria. Piensan que si la red está disponible en las fechas previstas, los ciudadanos y empresarios europeos entenderán que el cambio a una movilidad sostenible es posible y adecuada.

Para más información sobre los objetivos europeos en relación con la descarbonización del transporte, pincha aquí.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Los vehículos eléctricos serán los protagonistas de la IAA Transportation 2022

Los vehículos eléctricos serán los protagonistas de la IAA Transportation 2022, que se celebrará entre el 20 y el 25 de septiembre. Los camiones...

La actualidad del sector de portavehículos. Episodio 12 del Podcast de Fenadismer en Carretera

En el episodio 12 del Podcast de Fenadismer en Carretera hablamos con Camilo González, portavoz de la Mesa Galega de Portacoches para conocer la...

La Ley de la Cadena de Transporte es más urgente que nunca

Julio Villaescusa, presidente de FENADISMER, ha dirigido una Carta Abierta a todos los medios y transportistas en la que reclama al Gobierno que la...