La morosidad se incrementa en cinco días

La morosidad ha aumentado en cinco días
Los plazos de pago pasan de 85 días de media a 90 en un mes

El Observatorio de la Morosidad que realiza FENADISMER todos los meses entre sus empresas asociadas ha puesto de manifiesto un hecho alarmante, el plazo de pago ha subido cinco días, pasando de 85 días de media a 90 días.

 

 

 

En relación a la encuesta llevada a cabo en el mes de Enero de 2016, los resultados obtenidos son los siguientes:

  • Modalidades de pago: el medio de pago preferido por los clientes de los transportistas es en primer lugar el pagaré (34%), seguido del confirming (un 32%), la trasferencia (un 32%), y el cheque (un 2%).

modalidades de pago

  • Plazos de pago: el 70% de los pagos que se realizan a las empresas transportistas por parte de sus clientes incumplen la legislación vigente en materia de morosidad al superar el plazo máximo de 60 días a contar desde la realización del servicio, habiéndose producido un importante incremento respecto al mes anterior en el grado de incumplimiento de los plazos de pago, ya que se situó en 90 días de media en Enero, frente a los 85 días de media en los meses anteriores.

medias dias de pago cumplimiento de la ley de morosidad

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Seis detenidos y doce investigados por manipulación de los tacógrafos

Hay seis detenidos y doce investigados por manipulación de los tacógrafos de los once camiones de la empresa de transportes establecida en Cádiz, en...

La bonificación a los combustibles para el transporte profesional se extiende hasta el 30 de junio de 2023

Hoy hemos sabido que la bonificación a los combustibles para el transporte profesional se extiende hasta el 30 de junio de 2023: 20 céntimos/litro...

Resolvemos dudas sobre la prohibición de la carga y descarga por parte del conductor. Episodio 19 del Podcast de Fenadismer en Carretera

En el episodio 19 del podcast de Fenadismer en Carretera hablamos con Juan José Gil Panizo, secretario general de FENADISMER, para que nos resuelva...