Nuevas exigencias en la reducción de emisiones para los motores de camión

A partir de enero de 2022 los camiones que se vendan habrán superado unos controles de emisiones de NOx y de partículas mucho más estrictos de los actuales.
A partir de enero de 2022 los camiones que se vendan habrán superado unos controles de emisiones de NOx y de partículas mucho más estrictos que los actuales.

La Unión Europea ha introducido nuevas exigencias en la reducción de emisiones para los motores de camión, al incluir en los ensayos de homologación la medición de las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) tras el arranque en frío del motor y nuevos controles de emisiones de partículas.

Los camiones van a tener que hacer frente a un nuevo examen de emisiones más estricto para poder homologarse y venderse a partir de 2022. Actualmente, en los ensayos de homologación no se mide el nivel de emisiones de los vehículos pesados cuando inician la marcha tras un arranque en frío del motor. Sin embargo, las autoridades europeas han constatado que, en el tiempo que tarda el motor en “entrar en calor”, se producen unas cantidades significativas de las emisiones totales de óxidos de nitrógeno (NOx) que hasta ahora no eran tenidas en cuenta en el proceso de homologación. Que se empiecen a contabilizar va a implicar que los fabricantes tengan que buscar un sistema para reducirlas.

También se va a modificar el sistema portátil de medición de emisiones (PEMS) que se utiliza en las pruebas de homologación con el objetivo de mejorar el control sobre las partículas, el otro contaminante junto con los NOx que se regula con la actual norma Euro 6.

En definitiva, con el objetivo de conocer las emisiones reales de los camiones, se van a cambiar los actuales procedimientos de medición de las mismas. Esto se va a traducir en que la combustión tendrá que ser más eficiente y completa dentro del cilindro para generar menos residuos, o bien que los sistemas de tratamiento de los gases de escape deberán ser más efectivos… o ambas cosas. También queda la opción de recurrir a otros sistemas de propulsión: híbridos, combustibles alternativos, etc.

En este sentido, y en relación con la medición de las emisiones de partículas, las autoridades europeas van a conceder un plazo extra de adaptación a los vehículos con motores de gas natural, sea comprimido (GNC) o licuado (GNL), y también para los propulsados por gas licuado del petróleo (GLP). Es decir, que no confían en que puedan cumplir con los niveles de emisiones de partículas exigidos en el mismo plazo de tiempo que los diésel.

¿Y cuáles son los plazos? Pues los camiones diésel que se quieran vender a partir del 1 de enero de 2022 tendrán que haber superado estos exámenes más estrictos; mientras que a los vehículos GNC, GNL y GLP se les ha concedido dos años más: será a partir de enero de 2024.

La norma europea que regula todas estas novedades es el Reglamento 2019/1939, publicado el lunes 25 de noviembre en el Diario Oficial de la Unión Europea.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Un Real Decreto pondrá fin a la carga y descarga por parte de los conductores y obligará a repercutir la subida del gasóleo

EL acuerdo firmado por el Comité Nacional del Tranporte y el Ministerio de Transporte, que pone fin a la convocatoria del paro de transporte...

Scania presenta su nueva gama de motores Scania Super que ahorra un 8% de combustible

Scania presenta su nueva gama de motores Scania Super que ahorra un 8% de consumo en comparación con la gama actual, junto con las...

Paro de transporte entre el 20 y el 22 de diciembre

El Comité Nacional del Transporte se ha reunido hoy con el Director General de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, y la conclusión de la reunión...