Reforma fiscal anunciada. El principio del fin de los módulos

El estado español necesita una reforma fiscal

En los últimos meses viene siendo un clamor la necesitada y urgente reforma fiscal que necesita el Estado Español. Por un lado porque los ciudadanos, todos, estamos realmente asfixiados con el sistema impositivo actual, por otro lado porque es cada vez más evidente que el sistema impositivo español no es justo, no son los que más ganan los que más pagan, además es un sistema que se ve agotado, porque por más que nos suban los impuestos, a los particulares, profesionales y empresas… la recaudación no sube en la misma proporción, eso cuando no baja.

Por eso, está ya anunciada la reforma fiscal, sobre todo del IRPF y Sociedades, para intentar darnos un poco más de margen, esperemos, y de alivio a los contribuyentes al hilo de la esperada recuperación económica, y por otro lado para recaudar más. Eso implica hacer un reajuste completo del sistema, porque con el actual, tan pervertido, el efecto tiende a ser el contrario.

Dejando de lado el IVA, aunque algunos anuncian su próxima subida al 23% parece que el Gobierno se inclina más bien por mantener el tipo (21% actual) y eso sí, eliminar exenciones, regímenes especiales (como los módulos) y subir la tributación de productos y servicios que actualmente están en los tipos bajos (al 4% o al 10%), sin duda, la reforma de mayor calado se va a producir en el IRPF.

De momento, ya sabemos que el País Vasco va a eliminar el sistema de módulos para 2014; el Estado previsiblemente para 2015. Queremos creer que en paralelo se creará o se adaptará algún régimen de tributación que implique no demasiadas obligaciones formales (contabilidad, libros, etc.) aunque a la vez lleve a una tributación basada en la diferencia de ingresos y gastos y no en la aplicación de unos módulos, objetivos o no, que no están basados en la actividad económica real de la empresa.

Pero, más importante que la desaparición de los módulos, nos parece meter mano de lleno y de verdad a las grandes empresas. Aquellas que, aunque les corresponde pagar un 30% de Impuesto de Sociedades, terminan pagando, con mucha suerte para todos nosotros, claro, un 5%, un 2%… O ¡nada! Realmente abochornante, vergonzoso, indigno e injusto este sistema impositivo sobre la renta que tenemos donde los haya.

Habría que ver, y saber, qué supondría mayor recaudación para Hacienda, si la desaparición de los módulos o que las grandes empresas tributen realmente conforme a las leyes fiscales que nos aplican a todos los demás.

Y mientras más pequeño seas, menos opciones tienes de deducir en tus impuestos, defraudar, establecerte en un paraíso fiscal para que toda la recaudación en el Estado español tribute en dicho paraíso y no en España… Y a esto hay que sumarle la imposibilidad de recurrir a expertos (fiscales, abogados, etc.), porque no te lo puedes permitir, para tributar menos.

Que no, que no nos convencen. Que este sistema es injusto, que aquí no paga más el que más gana, quien a veces, demasiadas, ni siquiera paga.

1 Comentario

Dejar respuesta

Introduce tu comentario, por favor.
Introduce tu nombre, por favor.

Artículos relacionados

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Scania presenta su nueva gama de motores Scania Super que ahorra un 8% de combustible

Scania presenta su nueva gama de motores Scania Super que ahorra un 8% de consumo en comparación con la gama actual, junto con las...

Paro de transporte entre el 20 y el 22 de diciembre

El Comité Nacional del Transporte se ha reunido hoy con el Director General de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, y la conclusión de la reunión...

Manual de Inspección de tiempos de conducción y descanso y tacógrafo

El Ministerio de Transportes ha publicado un “Manual de inspección de tiempos de conducción y descanso y tacógrafo en el transporte por carretera”. El...