Scania incluye como opción la dirección asistida eléctrica EAS

Scania ha incorporado a sus opciones la dirección asistida eléctrica EAS, un sistema electrohidráulico que mejora el confort de conducción y permite incorporar asistentes a la conducción para mejorar la seguridad.

La dirección asistida eléctrica EAS, que Scania ofrece ahora como opción en sus vehículos, se basa en un sistema electrohidráulico y la gestión electrónica, que, gracias a un algoritmo de control, ayuda a que la dirección siga las instrucciones que recibe del conductor a través del volante. Y, por otra parte, tiene en cuenta factores como la velocidad del vehículo y la resistencia que se produce entre las ruedas y el firme, para ajustar la sensibilidad de la dirección y la fuerza que hay que efectuar sobre el volante en cada situación de conducción: en carretera, durante las maniobras, etc.

Algunas de las ventajas que ofrece la dirección asistida eléctrica EAS son que compensa el desplazamiento del camión cuando se sufren rachas fuertes de viento lateral, y que el volante vuelve automáticamente a la posición neutral, una función que en Scania consideran que es muy práctica durante las maniobras marcha atrás.

Funciones de asistencia mejoradas

Por otro lado, la introducción de la dirección asistida eléctrica EAS ha permitido incluir nuevas asistencias a la conducción o mejorar algunas de las funciones que ya estaban disponibles en los vehículos de Scania. Son las siguientes:
– Asistencia de mantenimiento de carril (LKA). Superados los 60 km/hora, supervisa constantemente la señalización del carril para mantener el vehículo centrado en el mismo utilizando la dirección activa.
– Alerta de Cambio de Carril con Dirección Activa (LDW AS). Es una ampliación de la función estándar LDW: además de detectar una posible desviación del carril, también interviene devolviendo el vehículo al carril (si no se ha activado el intermitente).
– Sistema de Prevención de Colisión por Cambio de Carril (LCP). Funciona junto con el sistema de Aviso de Detección de Puntos Ciegos (BSW), con el objetivo de evitar colisiones por cambio de carril. Cuando la ayuda BSW activa su advertencia más intensa, por ejemplo, al detectar un vehículo en el lateral del camión, el LCP usa la dirección activa para impedir el cambio de carril, incluso con los intermitentes activados, y devuelve el camión a su carril anterior. 

Conviene recordar que el conductor puede decidir desconectar la mayoría de estas funciones. Estos sistemas basados en EAS recurren a un procedimiento común de advertencia al conductor y diferentes niveles de actuación, con avisos sonoros y luminosos en primer lugar, hasta llegar a la intervención activa automática sobre la dirección del camión.

Además, algunos también tienen funcionalidades que se solapan parcialmente, dependiendo de factores como la velocidad, área de supervisión, alcance y la disponibilidad de señalización vial (líneas de la carretera) en buen estado.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Eficiencia y seguridad de los neumáticos: el sistema europeo de etiquetado

El sistema europeo de etiquetado de los neumáticos ofrece una información muy valiosa sobre este elemento esencial de los vehículos, tanto desde el punto...

La modificación del ROTT deja sin tarjeta hasta 2,5 Tn, elimina la antigüedad media y facilita el examen de competencia

El Consejo Nacional del Transporte Terrestre ha debatido hoy la propuesta de modificación del ROTT que propone el Ministerio de Transportes. Con el voto...

MAN reduce el consumo un 3,7% con cámaras en lugar de espejos, nuevos motores y una conectividad ampliada

MAN ofrece a partir de octubre la posibilidad de reemplazar todos los retrovisores por el sistema de cámaras MAN OptiView en todas sus gamas...