Los cierres perimetrales obligan a Amazon a contratar legalmente el transporte

FENADISMER lleva tiempo denunciando la práctica ilegal de la principal plataforma de venta online mundial, Amazon, que reparte sus paquetes con particulares fomentando la economía sumergida y una importante competencia desleal a los transportistas. Los cierres perimetrales impiden contratar a particulares que no pueden justificar los desplazamientos.

Los confinamientos perimetrales y los cierres de comercio en numerosas comunidades autónomas han supuesto un crecimiento importante de la venta online o comercio electrónico. Uno de los grandes beneficiados, sin duda ha sido Amazon, pero no el único, que no ha parado de generar polémica desde su establecimiento en nuestro territorio por las prácticas empresariales que utiliza, algunas de ellas manifiestamente contrarias a la legalidad vigente, como es el uso de particulares para el reparto de sus paquetes, como han denunciado FENADISMER y el Comité Nacional reiteradamente, y que ha llevado a solicitar a todas las Comunidades Autónomas que incluyan entre sus planes de inspección del transporte, como prioritario, el control de este tipo de prácticas.

El reparto con particulares, o con autónomos que no están dados de alta en la actividad de transporte, que no disponen de los vehículos adecuados ni de las autorizaciones, en su caso, y que no realizan sus declaraciones de impuestos o que ni siquiera tributan a la Seguridad Social (en el caso de particulares), es una práctica ilegal, y estas plataformas lo que hacen es beneficiarse de la falta de control efectivo.

Pero, los cierres perimetrales han puesto las cosas en su sitio, temporalmente. Solo se puede salir del territorio cerrado por motivos profesionales o laborales, y hay que justificarlo. Si no estás haciendo una actividad legalmente, si no eres autónomo, ni asalariado en una empresa de transporte, ni puedes justificar ese desplazamiento, sencillamente no puedes hacerlo.

Esto ha llevado a grandes plataformas de venta online a tener que recurrir a transportistas para poder entregar sus paquetes.

La práctica de contratar particulares o autónomos, de cualquier sector de la actividad, para que repartan paquetes en sus vehículos particulares no es ni más ni menos que fomento de la economía sumergida y aumento de la precariedad, y no solo de los transportistas, si no de los propios particulares que se avienen a este tipo de “trabajo”. En este tipo de prácticas se justifica parte del negocio y del beneficio de estas plataformas. Que lo que hacen realmente es competir ilegalmente contra transportistas legales que sí que pierden parte de su negocio.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Guipúzcoa se queda sin cobertura legal y tiene que cesar el cobro de peajes en la N1 y A15

Acabamos de conocer que el Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de casación de la Diputación Foral de Guipúzcoa contra la...

Así compiten las empresas lituanas en transporte internacional y nacional

Un programa de un canal de televisión lituano ha emitido un reportaje llevado a cabo en Lituana sobre las pésimas condiciones de trabajo de...

Las empresas de transporte abonaron 74,5 millones de euros en sanciones en 2020

La resolución durante 2020 de más de 97.000 expedientes sancionadores de transporte (no se incluyen las multas de tráfico) supuso que las empresas tuvieran...