Cinco medidas para reducir el precio del gas natural vehicular

La Asociación Europea de Gas Natural Vehicular (NGVA Europe) ha emitido un comunicado en el que expone la máxima preocupación por la deriva de los precios del gas natural vehicular que está afectando y mucho a las miles de empresas europeas que han apostado por esta tecnología medioambientalmente sostenible, por eso, propone cinco medidas para reducir el precio del gas natural vehicular que deberían poner los estados europeos en marcha.

El precio del gas natural vehicular, hasta hace poco menos de un año, era entre un 30 y un 40% menor que el del diésel. Y el del diésel era hasta un 60% más económico hace algo más de un año. Ahora mismo, el precio del gas natural vehicular es superior a la gasolina y diesel, superando los tres euros en algunos surtidores (en algunos países europeos, como Alemania, el gas natural vehicular es hasta un 70% más caro que el diésel ahora mismo). Afortunadamente, con las diferentes medidas que se han implementado, está bajando aunque no a los niveles que pueden hacer económicamente viable los vehículos de transporte propulsados por gas natural.

Esta situación está causando no solo un grave problema en las empresas de transporte que han apostado en su día por esta tecnología y han hecho inversiones importantes para reducir su huella de carbono frente al diesel, si no que está generando también una gran incertidumbre en la industria ante la viabilidad económica o no de estos vehículos. El GNL disminuye hasta un 20% las emisiones de CO2 en comparación con un vehículo diésel, pero si el camión utiliza bioGNL o bioGNC la reducción de emisiones netas alcanza el 90%.

Teniendo en cuenta que es la tecnología actualmente más viable y accesible para el transporte pesado y de larga distancia que quiera reducir de forma significativa su huella de carbono, y que puede permitir que Europa cumpla con sus propios objetivos de reducción de emisiones, está claro que todos los Estados miembros pueden adoptar medidas que contribuyan a paliar los efectos de esta subida de precios, inasumible para las empresas y para los ciudadanos y la economía ya que las empresas de transporte se ven obligadas a repercutir sus costes en sus precios para sobrevivir.

Las cifras en relación con el gas natural vehicular en Europa son las siguientes:

  • 3.200 empresas de transporte europeas cuentan en sus flotas con vehículos de gas natural.
  • En Europa circulan 31.000 camiones de gas natural comprimido (GNC) y de gas natural licuado (GNL).
  • La circulación de estos camiones supone la reducción de 776.000 toneladas/año de CO2 con el uso de bioGNC y bioGNL 
  • 326 millones de toneladas de mercancías son transportadas anualmente por camiones propulsados por gas natural vehicular.

Manuel Lage, secretario general de AESSGAN (Asociación Empresarial Small Scale gas Natural) nos comenta que «el total de vehículos a gas natural, GNC y GNL en España superó las 32.000 unidades al final de 2021, incluidos coches, furgonetas, camiones y autobuses. Nuestras estimaciones sobre vehículos industriales de GNL es que en España hay unos 300/400 transportistas con vehículos de gas natural, normalmente GNL, con un parque total de unas 13.000 unidades en servicio.«

Un número de unidades que hace imprescindible que España adopte algunas de las medidas propuestas u otras para hacer sostenible la actividad de estos empresarios.

Las cinco medidas que propone la Asociación Europea de Gas Natural Vehicular, para apoyar al sector del transporte, son las siguientes:

1) Reducir los impuestos sobre la energía y los impuestos especiales (Impuesto sobre Hidrocarburos) para garantizar que los precios del GNC/GNL se estabilicen y no excedan el nivel de la gasolina y el diésel.

2) Establecer fondos de rescate para proteger a las empresas de transporte que operan vehículos de GNC y GNL de las pérdidas económicas o posible quiebra.

3) Incluir el bioGNC y bioGNL en las políticas de incentivos como reducir el importe de los peajes a los usuarios de autopistas de peaje, acceso a zonas de cero emisiones, etc. para evitar distorsiones injustas del mercado orientadas hacia vehículos de cero emisiones.

4) Priorizar los subsidios a las energías renovables para estimular la producción de biometano en línea con los objetivos del Green Deal.

5) Utilizar la tributación y la desgravación fiscal como un medio para apoyar la adopción en el mercado de combustibles con bajo contenido de carbono y de cero emisiones de carbono eliminando los impuestos sobre la energía y los impuestos especiales sobre el porcentaje renovable del combustible.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Desarticulado un grupo criminal que robaba en camiones rajando la lona

La organización criminal desarticulada por la Guardia Civil se considera que es la responsable del robo de mercancías por el “método lonero” en al...

Transportes publica un documento informativo sobre la carga y descarga y la Ley de la Cadena de Transporte

Las numerosas dudas planteadas por los transportistas en relación con la participación del conductor en las labores de carga y descarga y de las...

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...