La Guardia Civil ya investiga las manipulaciones de tacógrafo como delito

La Guardia Civil ya ha “investigado” a varios conductores que circulaban con un camión con el tacógrafo manipulado como presuntos autores de un delito de falsedad documental. La consideración de la manipulación del tacógrafo como delito la ha abierto una sentencia del Tribunal Supremo que dictó el 15 de enero de 2020.

La Guardia Civil ha confirmado a Fenadismer en Carretera que ya hay varios conductores de camión investigados (término jurídico que sustituyó al de imputado) como presuntos autores de un delito de falsedad documental por manipular el tacógrafo digital.

El primer caso conocido se ha producido en la Autovía A-6 a su paso por el término municipal de Betanzos. Dos agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de A Coruña detectaron en un control de transporte a un camión que procedía de Logroño y se dirigía a A Coruña, que llevaba un imán colocado junto al sensor de movimiento del tacógrafo situado en la caja de cambios.

El vehículo se desplazó hasta un taller autorizado para la revisión de tacógrafos para certificar la manipulación, operación que tuvo que abonar el transportista.

Confirmada la manipulación del tacógrafo, el atestado se remitió al Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (GIAT) de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Galicia para que procediese a la investigación del conductor del camión como presunto autor de un delito de falsedad documental. Cuando se complete la instrucción de las diligencias, se entregarán al juzgado de instrucción responsable de completar dichas diligencias y será el juez el que determine si lo remite al Juzgado de lo Penal.

La consideración de la manipulación del tacógrafo como delito la abrió la sentencia del Tribunal Supremo que dictó el 15 de enero de 2020 (podéis acceder a la información completa aquí), en la que confirmaba la condena que le impuso el Juzgado de lo Penal número 5 de Gerona al conductor de un camión con el tacógrafo manipulado por un delito de falsificación de documento oficial, del artículo 390.1 del Código Penal.

Concretamente, fue condenado a una pena de prisión de seis meses, más una multa de seis meses, a seis euros diarios, que hacen un total de la multa de 1.080 euros.

Tras la publicación de esta sentencia del Tribunal Supremo, la Fiscalía de Seguridad Vial envió un Oficio a los cuerpos de seguridad con competencias en transporte: Guardia Civil, Mossos de Esquadra, Ertzaintza y Policía Foral de Navarra para que, cuando detecten una manipulación de tacógrafo redacten un atestado por delito de falsedad en documento oficial, que puede conllevar hasta tres años de prisión.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Así compiten las empresas lituanas en transporte internacional y nacional

Un programa de un canal de televisión lituano ha emitido un reportaje llevado a cabo en Lituana sobre las pésimas condiciones de trabajo de...

Las empresas de transporte abonaron 74,5 millones de euros en sanciones en 2020

La resolución durante 2020 de más de 97.000 expedientes sancionadores de transporte (no se incluyen las multas de tráfico) supuso que las empresas tuvieran...

Ayudas para la renovación de flota a cambio de peajes, 44 toneladas y duotrailers

El Ministerio de Transporte ha presentado hoy al Comité Nacional su Plan de Impulso de la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera. Incluye...