La nueva propuesta de cotización por ingresos reales para los autónomos no convence a nadie

Nueva propuesta de cotización por ingresos reales para los autónomos que no convence a nadie.

El Ministerio de Seguridad Social ha lanzado una nueva propuesta de cotización por ingresos reales para los autónomos que no convence a nadie. Se trata ahora solo del sistema transitorio correspondiente a los tres primeros años de 2023 a 2025. Propone cuotas entre 250 y 550 euros al mes. Espera poder así desatascar la negociación y poderlo poner en marcha en la fecha prevista, 2023, según el compromiso con Bruselas. Pero, no lo va a tener fácil. Y eso, sin saber cómo seguiría el sistema a partir de 2026.

El Pacto de Toledo terminó, en lo que a materia de autónomos se refiere, con un acuerdo: cambiar el sistema de cotización de los autónomos y adecuarlo a sus ingresos reales. El enorme paquete de ayudas que Bruselas ha destinado a España tras el COVID también incluía algunas contraprestaciones por parte del Gobierno, como modificar el sistema de pensiones o la cotización al sistema de la Seguridad Social para hacerlo «más sostenible». El compromiso del Gobierno español era tener un nuevo sistema de cotización al régimen de autónomos aprobado en el primer semestre de 2022 para ponerlo en marcha en 2023. En el primer semestre no va ser, ya que las organizaciones de autónomos que negocian con el Ministerio de Seguridad Social manifiestan importantes discrepancias.

Mientras que a UPTA la propuesta última, que aquí os presentamos, le parece correcta porque alivia la carga de los que menos ingresos tienen y obliga a pagar más a los que más ingresan, a UATAE le parece que hay margen de mejora en las cotizaciones de los que menos ingresos tienen, es decir, consideran que sigue siendo muy elevada la cotización para los más vulnerables del sistema y, por su parte, ATA prefiere no pronunciarse más allá de decir que no es el momento de subir cotizaciones y ha manifestado un claro rechazo a que los autónomos coticen más.

Y es que la propuesta que aquí os traemos no es la definitiva tan siquiera, es la que se aplicaría en un periodo transitorio entre 2023 y 2025, tres años. A partir de 2026 seguiría un periodo transitorio, según el Ministerio otros seis años, pero no conocemos todavía la propuesta del Ministerio, pero las que se han conocido hasta ahora han sido ampliamente rechazadas por los diferentes colectivos de autónomos, excepto UPTA y UATAE, aunque con matizaciones, sobre todo en el caso de esta última.

Se plantean trece tramos de ingresos reales, que en realidad corresponden al rendimiento neto del autónomo, es decir, lo que queda después de haber pagado gastos, incluidos la Seguridad Social , amortizaciones y un porcentaje en concepto de gastos de difícil justificación que no está definido.

Los tramos, rendimiento y cuotas propuestas para estos tres años son las siguientes:

Foto obtenida del Twitter de @UPTA

Según esta propuesta, los autónomos con menos ingresos pagarían hasta el año 2025 250 euros al mes, pero estamos hablando de autónomos con rendimientos inferiores a 670 euros al mes, para los que esos 250 euros es evidente que supone un gran esfuerzo económico, un 37,3% de sus ingresos. Los autónomos con rendimientos entre 1300 y 1700 euros al mes pasarían a pagar 294 euros, que es la base mínima de cotización actual, una carga del 19,6% en el caso de un rendimiento neto medio de 1500 euros/mes. Y así, hasta llegar a los autónomos con rendimientos mensuales superiores a los 4050 euros que pagarían 550 euros al mes, lo que les supondría un 13,6% de sus rendimientos mensuales.

Aparentemente, y si no nos lo explican de otra manera, ese principio de que los que más tienen más pagan no parece que sea el que se ha aplicado a la hora de fijar estas cotizaciones por «ingresos reales». Y no decimos que a los que más ingresan haya que aplicarles el 37,3%, pero lo que sí afirmamos es que nos parece una carga excesiva para los que ingresan realmente menos de 700 euros al mes. Es cierto que en cualquier caso pagarían menos de lo que tienen que pagar ahora (294 euros/mes).

Actualmente, un 85% de los autónomos cotizan por la base mínima de cotización, lo que supone una cuota mensual de 294 euros y 377,87 euros al mes en el caso de los autónomos societarios (los que ejercen su actividad a través de una sociedad mercantil pero como administradores o socios mayoritarios tienen obligación de darse de alta en el Régimen de Autónomos).

Sobre su propuesta, el Ministerio de Seguridad social afirma que solo un tercio de los autónomos verán incrementada su cotización mensual, mientras que los otros dos tercios, al contrario, pagarán menos. Lo que nos lleva a preguntarnos cómo va a pasar a ser sostenible entonces este sistema si de los tres millones trescientos mil autónomos, solo un millón pagarán más, y el resto menos. ¿Acaso el aumento de las cotizaciones de ese millón de autónomos va a compensar lo que van a dejar de pagar los otros dos millones?

Si, según cifras de la Seguridad Social, el Régimen de Autónomos es altamente deficitario, y solo en el último ejercicio el gasto en pago de pensiones fue el doble que los ingresos por cotizaciones, ¿qué cuentas van a presentar a Bruselas para que cuadren? Porque a los autónomos, de momento, las diferentes propuestas que presenta el Ministerio de Seguridad Social, salvo a UPTA y a UATAE en lo que se refiere al aumento de las cotizaciones para los que más ingresos tienen, no solo no les convence si no que se manifiestan profundamente preocupados por esta propuesta, especialmente por lo que se avecine a partir de 2026.

Algunos se preguntan porqué no se estudian sistemas de otros países de nuestro entorno que parece funcionan de manera más equitativa y presionan menos al autónomo. También tienen en cuenta los rendimientos del autónomo para fijar sus cotizaciones. El caso es que España es uno de los países que ya en la actualidad mayor carga social tiene para el autónomo, y parece ser que no es suficiente.

Bien cierto es que el Régimen de Autónomos se ha ido equiparando con el Régimen General en bastantes aspectos, en lo que a prestaciones se refiere. Y el que los autónomos perciban prestaciones inferiores a los trabajadores por cuenta ajena, en un porcentaje muy elevado de casos (la pensión mensual media de los autónomos no llega a 900 euros mientras que la de los asalariados está en el entorno de 1400 euros) tiene que ver con el hecho de que no elijan o no opten por bases más elevadas para cotizar, por los motivos que sea.

Pero también es cierto, recuerdan UATAE y otros colectivos de autónomos, que no solo está el tema de prestaciones, que hay otros asuntos de especial interés que aplican en el Régimen General pero no en el de Autónomos, como por ejemplo:

Subsidios para autónomos sin empleo a edades avanzadas (como el paro para los asalariados a partir de 52 años).

-Una prestación por cese de actividad ordinaria realmente accesible.

-¿Qué decir de la conciliación? ¿Qué pasa si el autónomo concilia? Que no factura.

Sobre este tema, tenemos un podcast publicado en el que hablamos con María José Landaburu, secretaria general de UATAE.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Los vehículos eléctricos serán los protagonistas de la IAA Transportation 2022

Los vehículos eléctricos serán los protagonistas de la IAA Transportation 2022, que se celebrará entre el 20 y el 25 de septiembre. Los camiones...

La actualidad del sector de portavehículos. Episodio 12 del Podcast de Fenadismer en Carretera

En el episodio 12 del Podcast de Fenadismer en Carretera hablamos con Camilo González, portavoz de la Mesa Galega de Portacoches para conocer la...

La Ley de la Cadena de Transporte es más urgente que nunca

Julio Villaescusa, presidente de FENADISMER, ha dirigido una Carta Abierta a todos los medios y transportistas en la que reclama al Gobierno que la...