Los fabricantes de semirremolques tendrán que certificar las emisiones de CO2 de sus vehículos caja y de lonas

semirremolques tendrán que certificar las emisiones

Los fabricantes de semirremolques tendrán que certificar las emisiones de CO2 de sus vehículos caja y de lonas nuevos de más de ocho toneladas de MMA a partir de julio de 2024. Según la normativa europea, esta información sobre la eficacia medioambiental de un remolque o semirremolque puede utilizarse para el cálculo del pago de peajes en las carreteras y a efectos fiscales, y también podría condicionar su acceso a zonas de bajas emisiones.

A partir de enero de 2019, camiones y tractoras empezaron a salir de fábrica con su certificado sobre las emisiones de CO2 que van a producir cuando estén circulando. Emisiones que se calculan con la aplicación VECTO, desarrollada por la Comisión Europea. En julio de 2024 le llegará el turno a los remolques y semirremolques pesados a partir de ocho toneladas de MMA (los vehículos de las categorías O3 y O4). Pero solo a las cajas para carga seca, los refrigerados y acondicionados, y a las lonas y semilonas.

El pasado 5 de agosto se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el Reglamento de Ejecución 2022/1362 relativo al rendimiento de los remolques pesados con respecto a su influencia en las emisiones de CO2, el consumo de combustible, el consumo de energía y la autonomía con cero emisiones de los vehículos de motor. Con este Reglamento se ha establecido el procedimiento para certificar las emisiones de CO2 y el consumo de combustible de los tipos de remolques y semis que hemos comentando. El objetivo: favorecer el desarrollo y comercialización de vehículos menos contaminantes.

La determinación del consumo de combustible, y por tanto de las emisiones de CO2, se obtiene con una simulación informática, con una herramienta informática desarrollada por la Comisión Europea, de características parecidas al programa VECTO que ya se utiliza para los vehículos a motor, pero específica para remolques y semirremolques. Los fabricantes tendrán que introducir en la aplicación los datos más importantes de cada modelo: dimensiones, numero de ejes, dispositivos de elevación de ejes, ejes direccionales, las características del acoplamiento del remolque, etc.

La importancia de los neumáticos y la aerodinámica

De forma separada, también se introducirá en la aplicación dos informaciones complementarias: los datos relativos a los neumáticos que monta el vehículo, en concreto su calificación en el apartado de la resistencia a la rodadura, propiedad que influye directamente en el consumo de combustible; y, en el caso de que se hayan instalado, los datos sobre los dispositivos aerodinámicos, tanto traseros como los que se puedan haber montado en los laterales a lo largo del semirremolque o remolque, y que ayuden a reducir el consumo de combustible.

Con todos estos datos, los fabricantes de vehículos deberán calcular con la aplicación informática el rendimiento de los vehículos nuevos en lo que respecta a su influencia en las emisiones de CO2 y el consumo de combustible que se pongan a la venta a partir de julio de 2024. Este certificado pasará entonces a ser obligatorio y acompañará a cada unidad comercializada como parte de su documentación oficial.

De este modo, los compradores de estos remolques y semirremolques tendrán a su disposición información sobre la eficiencia de los vehículos, que podrán utilizar a la hora de decidir qué unidad adquirir. Pero, esta información sobre la eficacia medioambiental de cada remolque y semirremolque pesado podrá utilizarse para el cálculo de impuestos, para condicionar el acceso de los conjuntos a zonas de bajas emisiones y para calcular el importe del peaje a pagar por el conjunto, posibilidad que ya se ha contemplado en la nueva Directiva de la Euroviñeta, aprobada a comienzos de este año y sobre la que hemos escrito un amplío artículo en nuestro blog.

La valoración de ASFARES

Para Julio Viartola, director de ASFARES, la asociación formada por los fabricantes españoles de remolques y semirremolques, nos ha explicado que en este primer Reglamento se ha incluido a los vehículos sobre los que era más sencillo desarrollar los cálculos y que, además, se considera que hacen más kilómetros al año y, por tanto, más emisiones de CO2 generan, ya que son los más empleados en el transporte internacional.

No descarta que en el futuro se incluyan otros vehículos, como las cisternas, aunque por sus características son más complicados de “modelizar” y es más difícil desarrollar una aplicación informática que haga los cálculos. Tampoco se aplica por ahora a los remolques o semirremolques de más de tres ejes, a los que superen las dimensiones máximas autorizadas o a los que monten ejes motores.

En cambio, sí piensa que a corto plazo (de hecho, se ha dejado reservado el “hueco” correspondientes en los anexos del Reglamento) se incluirán en el Reglamentolos vehículos preparados para formar un megatrailer, como los semis cortos del tipo link-trailer, ya que la Comisión Europea tiene previsto incluir en la nueva Directiva de masas y dimensiones la autorización para que estos conjuntos de 25,25 metros y 60 toneladas pueden circular por las carreteras europeas.

Nos dice, por otra parte, que es pronto para hacer una evaluación completa de las repercusiones que puede tener en el mercado de semirremolques este nuevo certificado de emisiones de CO2, pero sí cree que puede influir en la decisión de compra de los transportistas. Por un lado, el cliente va a tener acceso a información fiable sobre la influencia de los neumáticos y de los dispositivos aerodinámicos del semirremolque en el consumo de un vehículo, por lo que puede optar por invertir en un semi más eficiente. Por otro, cuando se apliquen normas que en función de las emisiones de CO2 restrinjan la circulación en zonas de bajas emisiones, o afecten a los impuestos y los peajes, la calificación en el certificado se tendrá muy en cuenta antes de comprar una unidad.

Porque, según nos explica el director de ASFARES, para establecer las emisiones de CO2 del conjunto de vehículos, el valor del certificado de las emisiones de CO2 del vehículo tractor se multiplicará por el valor del certificado del semi o del remolque, de manera que un semi “malo” penalizará a un vehículo tractor eficiente, y un semi “bueno” incluso mejorará la calificación del vehículo tractor.

En cuanto a cómo afectará al mercado de usados, es muy pronto para poder hacer una valoración, en parte porque dependerá de las decisiones sobre limitaciones a la circulación, impuestos e importes de los peajes que se tomen en el futuro en relación con los vehículos “antiguos” sin certificado de emisiones de CO2.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...

Cuándo el conductor puede hacer la carga y descarga en carga fraccionada

El Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros esta semana incluye la regulación de las operaciones de carga y descarga en carga fraccionada...

El nuevo sistema de cotización para los autónomos recibe el visto bueno de todos los interesados

Tras más de un año negociando lo que debe ser el nuevo sistema de cotización para autónomos, basado en sus ingresos reales, ha recibido...