Francia sigue pidiendo representante legal en contra de la normativa comunitaria

FENADISMER ha denunciado ante la Autoridad Laboral Europea que Francia sigue pidiendo representante legal en contra de la normativa comunitaria vigente desde febrero de este año en relación con los desplazamientos de conductores al amparo de una operación de transporte internacional.

FENADISMER ha tenido conocimiento por las quejas de numerosos transportistas que en Francia, en algunos departamentos la Gendarmería sigue sancionando a los transportistas españoles que no acreditan disponer de un representante legal en el territorio francés. Esta exigencia francesa, a través de la denominada Ley Macron, ha estado en vigor hasta febrero de este año cuando ha empezado a aplicarse la nueva regulación comunitaria sobre desplazamiento de conductores, fruto del Paquete de Movilidad aprobado en julio de 2020.

Como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, con esta nueva disposición, se pretende armonizar las reglas de competencia entre todos los estados miembros. Es decir, que las empresas que hacen transporte internacional, sean del país que sean, cuenten con las mismas reglas y exigencias.

En concreto, la legislación sobre desplazamiento de conductores exige que las empresas que hagan transporte internacional se registren en la plataforma IMI, dependiente de la Autoridad Laboral Europea (Comisión Europea) y comuniquen en la misma los desplazamientos de sus conductores a otros países de la Unión Europea.

Al entrar en vigor en febrero esta normativa comunitaria, las normativas nacionales que algunos estados miembros tenían para proteger sus mercados interiores frente a las empresas buzón, como era el caso de Francia, Alemania, Italia o Austria, entre otros, quedaron derogadas, es decir, sin efecto.

Por eso la Gendarmería francesa no puede sancionar a los transportistas españoles, ni de ningún otro país de la Unión Europea, por no disponer de representante legal en su territorio, porque ya no tienen que tenerlo. El problema es que las sanciones conllevan unas multas económicas que hay que pagar en el acto al no tener la empresa de transporte domicilio en Francia, ya que su país de establecimiento es España, u otro.

La Autoridad Laboral Europea ha comunicado a FENADISMER que va a iniciar actuaciones con el fin de corregir la situación «ilegal» que se está produciendo en Francia.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Desarticulado un grupo criminal que robaba en camiones rajando la lona

La organización criminal desarticulada por la Guardia Civil se considera que es la responsable del robo de mercancías por el “método lonero” en al...

Transportes publica un documento informativo sobre la carga y descarga y la Ley de la Cadena de Transporte

Las numerosas dudas planteadas por los transportistas en relación con la participación del conductor en las labores de carga y descarga y de las...

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...