La gama eléctrica pesada de Volvo Trucks estará disponible en 2022 para transporte regional

https://youtu.be/UY9PYbWY_M0

Volvo Trucks ya tiene en marcha la electrificación de su gama pesada, que incluye al FM, FMX y FH, y su puesta en producción a finales de 2022 para las tractoras y principios de 2023 para los rígidos. La electrificación del transporte pesado regional, en cualquiera de los segmentos, es ya una realidad para Volvo Trucks.

Hace dos meses, Volvo Trucks nos informaba sobre el camino para la electromovilidad que había emprendido; ahora, sabemos un poco más de cómo va ser ese camino en lo que a la gama pesada se refiere y para transporte local o regional con los FM, FMX y FH, tanto en tractora como rígidos.

Con la puesta en marcha en los mercados europeos a partir de finales de 2022 de las versiones eléctricas del FM, FH y FMX, el fabricante sueco ya contará con una gama eléctrica casi completa: cinco vehículos para la distribución urbana y regional, pasando por trabajos de construcción o de recogida de residuos. Habrá que esperar un poco más para poder disponer de soluciones cero emisiones, de celda de combustible, para el transporte pesado de larga distancia, como ya ha anunciado Volvo Trucks en diversas ocasiones.

En el segundo semestre de 2022, Volvo Trucks iniciará la producción de las versiones tractora de los FM, FMX y FH. Alcanzarán un peso bruto combinado de hasta 44 toneladas y habrá disponibles dos alturas de chasis alternativos y con unas distancias entre ejes de 3800 a 6700 mm, con configuraciones de dos, tres o cuatro ejes.

La gran ventaja de los camiones eléctricos de Volvo Trucks es que se construyen con una tecnología basada en plataformas compartidas. Utilizan la misma plataforma que los camiones diésel o de gas. Esta tecnología de plataformas compartidas no solo facilita su producción, sino que proporciona más flexibilidad y opciones para satisfacer la demanda de los clientes.

Hay tres motores eléctricos disponibles que se combinan con la caja automática de Volvo I-Shift que, a su vez, incorpora una estrategia de cambio de marcha optimizada para operaciones eléctricas. Estos motores más la caja I-Shift permiten una conducción de alta eficiencia.

Los motores disponen de una potencia combinada de hasta 490 kW (666 CV) y la caja cuenta con un par disponible de hasta 28.000 Nm.

Además, hay disponibles diferentes opciones de tomas de fuerza para todo tipo de aplicaciones y requerimientos específicos de los clientes.

En cuanto a las baterías de tracción de alta densidad energética con las que se equiparán los FM, FMX y FH Eléctricos utilizan una tecnología de celdas de iones de litio y se ensamblarán en la planta de producción de Volvo Trucks. Un camión eléctrico con seis unidades de batería de capacidad nominal de 540 kW dispondrá de una autonomía de hasta 300 km (en la autonomía real influyen diferentes factores como la velocidad, el uso del control de crucero, las especificaciones del vehículo, la carga, la topografía, la experiencia del conductor, el mantenimiento y el clima).

En cuanto a la carga de las baterías habrá dos opciones: una carga “larga” CA de hasta 43 kW, indicada para realizarla en la noche; o una carga rápida CC de hasta 250 kW, indicada para las pausas, cuando hay que hacer dos turnos al día con el mismo camión, etc. Esta carga rápida permite reponer hasta el 80% de la batería en 90 minutos (aunque en el tiempo de carga real influyen factores como la temperatura, el tipo de equipo de carga, la carga previa, la temperatura actual de la batería, su estado o las especificaciones del camión)

Pero no todo va a ser ofrecer una gama de camiones eléctricos, Volvo Trucks cree que como fabricante debe poner a disposición de sus clientes una cartera de servicios, soluciones, mantenimiento, financiación, especificos para la gama eléctrica que permita a los transportistas hacer la transición a la electromovilidad con seguridad de no equivocarse.

«Para los transportistas es importante que la transición hacia los camiones eléctricos se pueda realizar de forma gradual y sin problemas. Tendrán una flota mixta con diferentes líneas motrices para muchos años y podrán seguir utilizando sistemas como Dynafleet, así como el mismo proveedor de servicios para todos sus camiones Volvo. La línea motriz puede variar, pero el resto es muy similar, y ello hace que la transición hacia los camiones eléctricos resulte fluida y lógica», concluye Jonas Odermalm.

La gama eléctrica de Volvo Trucks ofrece cinco camiones para diferentes aplicaciones (las gamas FH, FM y FMX se empiezan a producir de serie en el segundo semestre de 2022):

  • FH Electric, para transporte regional e interurbano.
  • FM Electric, para local pesado y distribución regional.
  • FMX Electric, para construcción.
  • FE Electric, para distribución local, urbana y transporte de residuos.
  • FL Electric, para distribución local y urbana.

Además, Volvo Trucks cuenta con el camión VNR para el mercado norteamericano.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Eficiencia y seguridad de los neumáticos: el sistema europeo de etiquetado

El sistema europeo de etiquetado de los neumáticos ofrece una información muy valiosa sobre este elemento esencial de los vehículos, tanto desde el punto...

La modificación del ROTT deja sin tarjeta hasta 2,5 Tn, elimina la antigüedad media y facilita el examen de competencia

El Consejo Nacional del Transporte Terrestre ha debatido hoy la propuesta de modificación del ROTT que propone el Ministerio de Transportes. Con el voto...

MAN reduce el consumo un 3,7% con cámaras en lugar de espejos, nuevos motores y una conectividad ampliada

MAN ofrece a partir de octubre la posibilidad de reemplazar todos los retrovisores por el sistema de cámaras MAN OptiView en todas sus gamas...