Navarra se despide de los módulos sin saber lo que les espera a partir del 1 de enero

El 1 de enero de 2021 desaparecen los módulos para los transportistas en Navarra y a día de hoy todavía no saben en qué va a consistir el sistema de tributación estimación directa especial por el que tendrán que tributar el IRPF. Lo que sí que saben es que el coste fiscal puede aumentar hasta un 179% para algunos transportistas.

El Pleno del Parlamento navarro aprobó el pasado 24 de diciembre una nueva Ley Foral que supone la desaparición del sistema de estimación objetiva del IRPF (módulos) y sus sustitución por un nuevo sistema de tributación, denominado Estimación Directa Especial, del que a día de hoy siguen sin saber en qué va a consistir, cómo se va a calcular el rendimiento neto, qué obligaciones formales van a tener los transportistas…

En opinión de TRADISNA (principal organización navarra empresarial de transporte, perteneciente a FENADISMER) en nuevo sistema no va a ser ni tan sencillo ni tan justo como proclama el Gobierno navarro, entre otras cosas porque supone un incremento de hasta un 179% de la presión fiscal para algunos transportistas, lo que supondrá que muchos tengan que abandonar la profesión.

En un momento en el que la crisis económica ha llevado al Gobierno de la nación a prorrogar los módulos un año más, y a proponer rebajas de hasta el 35% en su rendimiento neto por la disminución de la facturación en este ejercicio y principios de 2021, la asociación navarra no puede si no lamentarse de la discriminación que están sufriendo los transportistas navarros en relación al resto de transportistas españoles.

Mientras que los navarros no podrán acogerse al sistema de módulos para tributar el IRPF a partir del 1 de enero de 2021 (sí seguirán los módulos para el IVA en Navarra), las autonomías limítrofes sí podrán, lo que supondrá una clara desventaja competitiva para los productos y servicios navarros. A lo que hay que sumar el peaje exclusivamente para camiones que se va a implantar en Navarra en cinco vías de alta capacidad.

TRADISNA asegura que esta propuesta no solo no va a ayudar a salir de la crisis a los empresarios navarros (no solo a los transportistas), si no que les sumirá aún más en una crisis de la que va a ser muy complicado salir.

Por eso, la organización navarra solicita al Gobierno foral diálogo y transparencia, porque lo peor de esta situación es que hasta el día de hoy no ha habido interlocución, diálogo ni la posibilidad de dar a conocer la realidad a los responsables de esta decisión. En cuanto a transparencia, ni siquiera se sabe en qué va a consistir exactamente este nuevo sistema de tributación del IRPF que sustituirá a los módulos.

Como mal menor, desde TRADISNA se pide que se aplique un periodo transitorio de adaptación, de forma que los transportistas navarros puedan adaptarse al nuevo sistema y se les facilite la transición hacia el nuevo sistema de tributación.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Guipúzcoa se queda sin cobertura legal y tiene que cesar el cobro de peajes en la N1 y A15

Acabamos de conocer que el Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de casación de la Diputación Foral de Guipúzcoa contra la...

Así compiten las empresas lituanas en transporte internacional y nacional

Un programa de un canal de televisión lituano ha emitido un reportaje llevado a cabo en Lituana sobre las pésimas condiciones de trabajo de...

Las empresas de transporte abonaron 74,5 millones de euros en sanciones en 2020

La resolución durante 2020 de más de 97.000 expedientes sancionadores de transporte (no se incluyen las multas de tráfico) supuso que las empresas tuvieran...