Los portavehículos necesitan una línea de financiación específica para su supervivencia

Los transportistas de portavehículos lo están pasando especialmente mal ante la caída de producción de las plantaste automoción por la falta de microchips, lo que ha llevado a solicitar a las organizaciones que componen el Comité Nacional la concesión de una línea de financiación específica para su supervivencia.

En los últimos meses asistimos a noticias en los medios sobre la paralización o suspensión temporal de líneas de producción en las plantas de automoción españolas, ERTES, etc. Y se anuncia que no habrá una solución fácil hasta bien entrado el próximo año, 2022.

La automoción solo utiliza un 7% de los microchips que se producen por lo que no son un cliente prioritario para los fabricantes. La declaración de la pandemia, los confinamientos, el teletrabajo… multiplicaron las necesidades de microchips para los diversos dispositivos electrónicos que utilizamos a diario.

Pero, siempre hay efectos colaterales. En este caso, además de las plantas que ven reducida su producción (según ANFAC se ha producido en 2021 un tercio menos de vehículos que en el mismo periodo de 2019 en las plantas españolas), sus beneficios, sus trabajadores con ERTES, etc. los damnificados colaterales son los transportistas de portavehículos, que, desde inicios de 2020, no han recuperado una actividad ni cercana a la que tenían hasta que se desató la pandemia en marzo de 2020.

Esta situación dramática que atraviesan muchos de estos transportistas de portavehículos, en su mayoría autónomos y pequeñas empresas, ha llevado a las organizaciones que componen el Comité Nacional a solicitar una línea de financiación específica para estas empresas que evite que muchas terminen de forma inminente en situación de quiebra.

Los portavehículos forman parte de la cadena logística de automoción y si ahora desparecen estas empresas, cuando se recupere la actividad normal no van a estar ahí y habrá que recurrir, y depender de nuevo, del exterior, lo que la pandemia ya demostró que es extremadamente arriesgado, por eso, el Comité Nacional ha encontrado el apoyo de la Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Transporte, quien ha trasladado al Ministerio de Economía esta cuestión para su estudio. En esta solicitud, el Director General de Transporte Terrestre señala la relevancia del sector de portavehículos «dada su importancia estratégica dentro de la cadena de producción de automoción en España.»

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

La electromovilidad en el transporte de mercancías. Episodio 8 del Podcast de Fenadismer en Carretera

Comenzamos una nueva temporada de podcast y no podemos hacerlo de mejor manera que hablando de electromovilidad en el transporte de mercancías por carretera...

Eficiencia y seguridad de los neumáticos: el sistema europeo de etiquetado

El sistema europeo de etiquetado de los neumáticos ofrece una información muy valiosa sobre este elemento esencial de los vehículos, tanto desde el punto...

La modificación del ROTT deja sin tarjeta hasta 2,5 Tn, elimina la antigüedad media y facilita el examen de competencia

El Consejo Nacional del Transporte Terrestre ha debatido hoy la propuesta de modificación del ROTT que propone el Ministerio de Transportes. Con el voto...