Uno de cada cuatro camiones europeo sancionado en controles

Uno de los controles llevados a cabo en Europa este verano por parte de ROADPOL.

Casi 120.000 infracciones se han detectado en las dos operaciones consecutivas de control de camiones y autobuses llevados a cabo en junio y julio por parte de ROADPOL. Han participado diecinueve países y el resultado es que uno de cada cuatro camiones ha sido sancionado por parte de la inspección de transporte en los controles realizado.

Dos operaciones de control de transporte, camiones y autobuses, se han llevado a cabo por parte de ROADPOL recientemente; del 13 al 19 de junio y del 18 al 24 de julio. En total han participado diecinueve países en el control de camiones y dieciséis en el de autobuses. Doce países han participado en las dos operaciones de camiones y nueve en las dos de autobuses.

Los resultados de las dos operaciones consecutivas arrojan 427.105 camiones controlados, de los que 102.283 fueron sancionados por algún tipo de infracción. De ellos, 2.221 por una infracción lo suficientemente grave para la seguridad, que conllevó la prohibición de continuar el viaje hasta solucionar las condiciones del vehículo o de que la carga fuera asegurada.

En relación con los autobuses, se controlaron 233.892 vehículos y se sancionó a 16.524 por infracciones. De ellos, 130 autobuses fueron inmovilizados hasta solventar las incidencias relacionadas con la seguridad vial.

El porcentaje de camiones que circulaban con alguna infracción asciende a un 23,95% (en febrero la tasa fie del 30,22%): uno de cada cuatro camiones europeo incumple de alguna manera la legislación en materia de transporte.

Aumento de las infracciones

La policía europea tiene una elevada formación en el control del tráfico pesado, lo que se refleja en el aumento del porcentaje de vehículos sancionados. La mayoría de las infracciones están relacionadas con la velocidad, deficiencias técnicas, cinturones de seguridad y documentación del vehículo… en el caso de los autobuses, y en relación con la legislación de tiempos de conducción y descanso y el tacógrafo, la velocidad y deficiencias técnicas del vehículo en el caso de los camiones”, en palabras del representante de ROADPOL Henk P. Jensen, de la policía holandesa.

Aumento de las infracciones

En total, se han detectado 13.714 conductores, 12.588 de camión y 1.126 de buses, que circulaban en Europa en el momento de los controles con incumplimientos en materia social, como conducción sin respetar los tiempos de conducción y descanso (más conducción y menos descansos de los permitidos).

En cuanto a las infracciones, 11.662 infracciones se han impuesto por mal manejo del tacógrafo (10.556 para conductores de camión y 1.106 de bus). Manipulaciones de tacógrafo digital se han sancionado en 454 casos.

Jugar con la configuración del tacógrafo e incluso su manipulación aumenta de forma cada vez más variada y significativa. La razón no es otra que la enorme presión competitiva en esta industria aún creciente. Lo beneficios financieros para los transportistas son importantes, pero los riesgos para la seguridad vial son mayores. Sobre todo, por la fatiga del conductor, riesgo de accidentes con serias consecuencias y no solo para el conductor profesional, sino para otros usuarios de la vía”, dice Jensen.

Cooperación entre policías

En algunos países, los controles tuvieron lugar en colaboración con la Autoridad Laboral Europea, organización que asegura que las normas europeas de movilidad laboral (en el caso del transporte sobre todo en relación con los conductores desplazados) y de coordinación de la seguridad social de los trabajadores se aplican de manera eficaz, para hacer más accesible los beneficios del mercado interior. 

Alcohol y drogas

Además d ellas infracciones anteriores, hay otras que preocupan mucho a ROADPOL y son las relacionadas con la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas. Así, 376 conductores fueron sancionados por circular bajo la influencia del alcohol y 36 por drogas.

Especialmente en el campo del transporte de pasajeros, estos deben tener seguridad de que el vehículo cumple perfectamente con los requerimientos técnicos y que el conductor no está cansado o conduce bajo los efectos de alcohol o drogas. Son Las principales causas de los accidentes más severos y tiene que tenerse en cuenta en los controles de estos vehículos. En los meses de junio y julio, cuando se llevaron a cabo estos controles, sucedieron demasiados accidentes con camiones y buses implicados. Estos ejemplos son la prueba de que la seguridad vial no es gratuita. El resultado del control de estas dos semanas y los ejemplos muestran que las inspecciones en el área del tráfico pesado de mercancías y pasajeros es aún importante para mejorar la seguridad del tráfico«, concluye Jensen 

La próxima operación de control de camiones y autobuses de ROADPOL se llevará a cabo entre el 10 y el 16 de octubre. 

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...

Cuándo el conductor puede hacer la carga y descarga en carga fraccionada

El Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros esta semana incluye la regulación de las operaciones de carga y descarga en carga fraccionada...

El nuevo sistema de cotización para los autónomos recibe el visto bueno de todos los interesados

Tras más de un año negociando lo que debe ser el nuevo sistema de cotización para autónomos, basado en sus ingresos reales, ha recibido...