EL Comité Nacional hace una valoración positiva del Decreto Ley aprobado por el Gobierno y los cargadores lo lamentan

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en el que se ha aprobado el real decreto-Ley 3/2022 que recoge las medidas acordadas con el Comité Nacional en diciembre.

Ayer el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-Ley fruto de los acuerdos alcanzados en diciembre con el Comité Nacional, que hace una valoración positiva del Decreto, mientras que los cargadores lamentan que las medidas recogidas en el mismo, van a «tener graves consecuencias para el conjunto de la economía.»

El Comité Nacional valora positivamente el Real Decreto-Ley, que aprobó ayer el Consejo de Ministros y que hoy ha entrado en vigor, y manifiesta su confianza en que será convalidado por el Congreso de los Diputados dentro del periodo legal de 30 días en que debe hacerlo.

Y es que, dice el Comité Nacional «con esta norma el sector ha alcanzado algunos objetivos históricos, como la prohibición de la participación del conductor en las operaciones de carga y descarga, que no solo está respaldada por incuestionables razones de justicia, sino por la más simple humanidad

Pero, a la vez advierte el organismo de representación de los transportistas que hay aspectos que quedan sujetos a un desarrollo reglamentario antes de su entrada en vigor y confía en que «no terminen siendo desvirtuados en el buen sentido de la norma, a resultas de este desarrollo

Además, como reconoce el Comité Nacional, queda un trabajo importante que hacer para que esta prohibición así como la revisión de los precios de transporte, por la subida del combustible, tengan una aplicación e implantación adecuada en la práctica cotidiana de las empresas de transporte.

Sin duda son estos los dos aspectos del Real Decreto que AECOC, la asociación que agrupa de forma mayoritaria a las empresas cargadores, considera tendrán grandes consecuencias para el conjunto de la economía. Y lo que es peor, se atreve a vaticinar la asociación de usuarios del transporte, «no resolverá los problemas base del transporte de mercancías por carretera

Para AECOC este Real Decreto Ley se ha aprobado con carácter de urgencia, sin oír a todas las partes y sobre todo sin hacer una valoración real del impacto en la competitividad de las medidas implantadas en el mismo. Es decir, insiste de nuevo en el sobrecoste que a las empresas cargadoras les va a suponer tener que hacer la carga y descarga con sus propios medios, o pagarla cuando la tenga que hacer el conductor, lo que por otra parte, se suponía que ya venían haciendo, o al menos eso han afirmado en anteriores ocasiones. Y alerta de que esto sucede en un momento como el actual con una situación altamente inflacionista (este sobrecoste los cargadores lo tendrán que repercutir, lo que supondrá un encarecimiento de los productos; pero que lo asuman los transportistas a su propia costa no es inflacionista, porque no se paga nada por ello, así que mejor seguir con la situación ya conocida de abuso).

Los cargadores insisten en la necesidad de ser incluidos en el diálogo ya que son ellos «los que deberán soportar todos los costes y perjuicios de las medidas». Aunque, tenemos que recordar que el diálogo sobre la regulación de la carga y la descarga se rompió por el empeño de implantar las 44 toneladas antes de sentarse a hablar de ningún otro tema.

Para AECOC este Real Decreto solo puede entenderse como fruto de la presión ejercida por el sector de transporte con la convocatoria de un paro patronal «que amenazaba con bloquear los suministros de productos esenciales en plena campaña navideña.» Tenemos que recordar también a los cargadores que la convocatoria de paro no fue sobrevenida, si no que se realizó con más de un mes de antelación sobre la fecha prevista (20 de diciembre de 2021), lo que les dio el tiempo necesario para proveerse de dichos suministros esenciales.

Es altamente inmoral que la asociación de cargadores acuse veladamente al sector de transporte de intentar boicotear la disponibilidad de productos esenciales a la sociedad, cuando en los tiempos más duros de la pandemia solo la profesionalidad de los transportistas consiguió que estos productos no faltaran en ningún rincón del país, mientras que una gran parte de los cargadores no solo no apoyaron al transporte, si no que le limitaron bastante su viabilidad al impedir a los conductores el acceso a los servicios más básicos de sus instalaciones, aunque no para realizar la carga y la descarga.

Igual que el Comité Nacional confía que el desarrollo reglamentario de la prohibición de la carga y la descarga no desvirtúe el espíritu de esta medida, los cargadores esperan que este reglamento esté desarrollado «a la mayor brevedad posible» y en él se valore el impacto real de algunas de las medidas aprobadas. En concreto confía AECOC en que en «el desarrollo reglamentario se tenga en consideración las necesidades de los usuarios del transporte, en especial de las pymes, dadas las importantes afectaciones que el documento tiene para ellos

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...

Cuándo el conductor puede hacer la carga y descarga en carga fraccionada

El Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros esta semana incluye la regulación de las operaciones de carga y descarga en carga fraccionada...

El nuevo sistema de cotización para los autónomos recibe el visto bueno de todos los interesados

Tras más de un año negociando lo que debe ser el nuevo sistema de cotización para autónomos, basado en sus ingresos reales, ha recibido...