El Parlamento Europeo propone 30 días de plazo de pago y sanciones a los morosos en el nuevo Reglamento contra la morosidad

El Parlamento Europeo propone 30 días de plazo de pago y sanciones a los morosos en el nuevo Reglamento contra la morosidad que se está debatiendo en estos meses. FENADISMER se felicita de que finalmente los europarlamentarios adopten una postura que protege a las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos, que son los que sufren mayoritariamente las consecuencias de la morosidad.

La Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo ha adoptado su posición sobre la modificación del Reglamento de plazos de pago o de lucha contra la morosidad, y tenemos que confirmar que su posición se parece bastante a la defendida por FENADISMER desde la Plataforma Multisectorial de Lucha contra la Morosidad de la que forma parte. Y que, afortunadamente, se desmarca de los últimos avances que habíamos publicado sobre este tema.

Es una posición, que puede sufrir modificaciones en el plenario del Parlamento aunque no es esperable que sean significativas, que protege a las pequeñas y medianas empresas que forman el 99% del tejido empresarial europeo. Así lo han manifestado los europarlamentarios en su exposición de motivos, además del perjuicio que la morosidad causa a la competitividad y resiliencia de toda la cadena de suministro, no solo al acreedor.

La posición de esta Comisión marca un plazo de pago de 30 días tanto para las transacciones entre empresas (B2B) como entre una administración pública y una empresa privada (G2B). Y solo en el caso de transacciones entre empresas y cuando existe el consentimiento entre las partes, que debe quedar reflejado en el contrato, puede extenderse el plazo de pago hasta los 60 días. Son exactamente los mismos plazos que exige la legislación española.

Se establece alguna excepción a este plazo, como que los productos de baja rotación o por su estacionalidad, etc. puedan tener un plazo de hasta 120 días. Se trata de productos como juguetes, joyas, libros, productos deportivos… más asociados a determinadas épocas del año.

Régimen sancionador para los morosos y malos pagadores

Pero, regular plazos de pago sin establecer sanciones para los morosos, realmente tiene poca utilidad, por eso se propone la inclusión de sanciones para los «malos pagadores» o aquellos que utilizan malas prácticas. Por ejemplo, se pagarán de forma automática unos intereses de demora de entre 50 euros y 150 euros, dependiendo del importe de la factura, y por cada transacción que se haya abonado fuera de plazo.

Las sanciones que prevé el nuevo Reglamento son “imprescindibles” para reducir los plazos de pago, «porque el único camino para acabar definitivamente con la morosidad es la creación de un régimen sancionador”, tal y como ha venido reivindicando la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad desde su creación (y como tiene el sector de transporte en España y que ha contribuido considerablemente a reducir el plazo medio de pago).

También se abre la puerta a prohibir medios de pago que alteren la legalidad en cuanto a lo que deben ser los pagos (nosotros pensamos en el «confirming», por ejemplo, utilizado por más empresas contratantes del sector de transporte de lo que nos gustaría).

        La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) ha valorado “el esfuerzo que han realizado los eurodiputados para que se convierta en una herramienta efectiva, a pesar de las presiones realizadas por parte de los lobbies empresariales.» Y es que, añade Antoni Cañete, presidente de la Plataforma, “la postura defendida por numerosas patronales empresariales hubiera supuesto un retroceso que perpetuaría los abusos de posición dominante, algo que afortunadamente ha sabido poner en valor la mayoría en la Comisión del Mercado Interior del Parlamento Europeo, alentada por patronales como SME United”.

        Por otra parte, Antoni Cañete también «ha felicitado a los europarlamentarios por su apoyo a las empresas y autónomos con su votación y aplaude la postura común de SME United frente a las enmiendas que pretendían empeorar el reglamento europeo de plazos de pago”.

        Para Antoni Cañete, “la votación de la Comisión IMCO es un primer paso, pero no es el último ni el definitivo, ya que aún nos queda que el Reglamento se vote en el último plenario del Parlamento Europeo, antes de su disolución por las elecciones”. Por ello, “tenemos por delante varias semanas en las que desde la PMcM realizaremos un exhaustivo seguimiento de todo el proceso para velar por que se tomen las mejores decisiones con el objetivo de acabar con la lacra de la morosidad”.

        Y es que para el presidente de la Plataforma «el nuevo Reglamento Europeo contra la Morosidad supone un hito histórico sin precedentes, por el que desde la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad hemos estado trabajando de forma permanente y lo continuaremos haciendo hasta su aprobación”.

        • Suscríbete a nuestro boletín

        • Nuestro Podcast

        NUESTROS DESTACADOS

        Restricciones a la circulación de camiones 2024

        El Cuadernillo con las restricciones a la circulación de camiones 2024 en todo el territorio nacional ya está disponible, en formato PDF o revista....

        Volvo Trucks rompe el techo de potencia con 780 CV y lanza nueva gama FH Aero

        Volvo Trucks rompe el techo de potencia con un nuevo motor de hasta 780 CV para el FH16 y lanza nueva gama FH Aero,...

        Los vehículos comerciales cerraron 2023 con un incremento de las matriculaciones del 22%

        Los vehículos comerciales cerraron 2023 con un incremento de las matriculaciones del 22% respecto al año 2022, con 146.052 unidades comerciales. El único tipo...