El Ministerio reprende públicamente al Comité Nacional por su abandono de la Mesa con los cargadores

Al Ministerio de Transportes no le ha gustado que el Comité Nacional haya abandonado la Mesa Tripartita en la que deben negociarse aspectos que afectan a las dos partes, cargadores y transportistas, dicen desde el Ministerio. Para los transportistas la realidad es que esta Mesa tiene que servir para regular la carga y la descarga, que es un tema que ha pasado de ser preocupante a alarmante e insostenible para muchos, y no está sirviendo en absoluto.

Dice en su nota el Ministerio de Transportes, que “se lamenta de la intención manifestada el pasado viernes 13 de noviembre por el Departamento de Mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) de no continuar en la Mesa Tripartita al realizar una valoración negativa de las posibilidades de encontrar soluciones en el marco de dicho diálogo. Sobre todo, tras la última reunión de dicha mesa, celebrada el pasado jueves 12 de noviembre, donde el propio CNTC había aportado un documento de trabajo muy detallado, que permitía avanzar en puntos de encuentro en diversas cuestiones.

Sin embargo, en su Nota de ayer, el Comité Nacional manifestaba la imposibilidad de encontrar puntos de encuentro, ni avance en unas negociaciones que da por estancadas. Porque lo que no dice la nota del Ministerio es que la principal y casi única preocupación y sentido de esta Mesa tripartita para los transportistas es encontrar una regulación satisfactoria de la carga y la descarga por parte de los conductores.

Y no la están encontrando. Se lamenta el Ministerio veladamente de que el Comité Nacional acuse de demasiado “técnicos” los temas que se tratan en la Mesa, y de que la Mesa se constituyó el 6 de junio “respondiendo a una solicitud del propio comité para reunir a las tres partes, transportistas, cargadores y el propio Ministerio, y se creó bajo la premisa de tener capacidad de análisis, para abordar cada tema tras un profundo estudio desde cada actor, basado en un trabajo técnico de soporte muy importante.

Es decir, el Ministerio da a entender que se aprovecha una Mesa ya constituida con antelación en la que “se incluyó expresamente abordar la problemática de la carga y descarga por los conductores, indicando la necesidad de profundizar en el debate y análisis con el fin de clarificar el marco normativo de la realización de la carga y descarga, tanto desde el punto de vista mercantil como laboral, abordando, asimismo los problemas asociados a los tiempos de espera, la responsabilidad de las partes en el contrato respecto de estas actividades y los posibles riesgos laborales asumidos.”

Hasta donde nosotros sabemos, la prioridad de esta Mesa, para los transportistas, era solucionar de una vez por todas la “problemática de la carga y la descarga”, siempre latente en el sector y desbordada como consecuencia de la pandemia y de las condiciones en las que los conductores se han visto obligados a trabajar en las plataformas logísticas, etc. Para FENADISMER, y para el resto de organizaciones del Comité Nacional, la solución a la problemática de la carga y la descarga pasa por prohibirla con carácter general y buscar opciones para las excepciones que siempre deben darse.

El Comité Nacional se ha encontrado en las cuatro reuniones que se han producido de esta Mesa tripartita tras el verano con el NO ya conocido de los cargadores y con la incomprensión del Ministerio de Transportes que ha acusado al sector de ser demasiado “maximalista” en su petición de prohibir la carga y la descarga.

El Ministerio se despide en su Nota abriendo la mano al Comité Nacional para continuar con esta Mesa tripartita, donde espera sus aportaciones para seguir trabajando en la mejora del sector.

Y lo que el sector ve es que de las promesas, y compromiso firmado por el Ministerio en julio ante la convocatoria de paro del sector, de tener una regulación de la carga y descarga a finales de 2020 no se puede estar más lejos. Porque el Ministerio no ha demostrado en ningún momento que tenga intención de dar cumplimiento a este compromiso que os recordamos en este enlace.

Hasta el momento, el sector ha obtenido el compromiso de no modificar los pesos y dimensiones (entraría el aumento de masa a las 44 toneladas) ni imponer “euroviñetas” sin el consenso del sector. Esto, de todos los puntos que tenían que haberse avanzado es lo alcanzado, que no es poco ni importante. Pero otros de máximo interés, como la prohibición de la carga y la descarga o el proyecto de baremo sancionador por morosidad en el transporte (los dos que afectan de manera muy directa a los cargadores), que se iba a tramitar por vía de urgencia, tampoco han avanzado nada en las últimas semanas. Y queda poco para que finalice 2020 y los compromisos alcanzados en julio se evaporen.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Así compiten las empresas lituanas en transporte internacional y nacional

Un programa de un canal de televisión lituano ha emitido un reportaje llevado a cabo en Lituana sobre las pésimas condiciones de trabajo de...

Las empresas de transporte abonaron 74,5 millones de euros en sanciones en 2020

La resolución durante 2020 de más de 97.000 expedientes sancionadores de transporte (no se incluyen las multas de tráfico) supuso que las empresas tuvieran...

Ayudas para la renovación de flota a cambio de peajes, 44 toneladas y duotrailers

El Ministerio de Transporte ha presentado hoy al Comité Nacional su Plan de Impulso de la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera. Incluye...