El Ministerio presentará la propuesta de peajes en carreteras de alta capacidad antes de final de año

La Ministra de Transportes, Raquel Sánchez, durante su comparecencia ante la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Congreso de los Diputados.

Raquel Sánchez, Ministra de Transportes, ha confirmado que su Ministerio trabaja en la elaboración de una propuesta de tarificación de carreteras de alta capacidad del Estado, porque el mantenimiento de una red de calidad y que no establezca diferencias territoriales lo exige. La propuesta de peajes, incluida en la nueva Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte, se llevará en primera lectura al Consejo de Ministros antes de que acabe este año.

Raquel Sanchez, Ministra de Transportes, compareció el 16 de septiembre ante la Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Congreso de los Diputados para informar sobre las líneas generales del Ministerio que dirige. Lo hizo a petición propia y de los grupos parlamentarios Popular, Vox, Republicano, Plural y Ciudadanos.

Son tres las líneas que sigue el Ministerio de Transportes en su política en todos los departamentos que dirige: la Estrategia de Movilidad, Segura, Sostenible y Conectada, la Agenda Urbana Española y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia

En su intervención, muy larga, hizo referencia en varias ocasiones a temas que afectan de manera directa al transporte de mercancías por carretera. Sin duda, el más polémico, la elaboración de una propuesta de tarificación, es decir, de peajes de carreteras de alta velocidad del Estado. La propuesta, que forma parte de las directrices de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada, está basada, en palabras de la Ministra, «en el principio de equidad territorial, seguridad vial y sostenibilidad ambiental«. Como ya anticipó su antecesor, José Luis Abalos, «será sometida a un diálogo transparente con los grupos políticos, agentes sociales, también con las administraciones.» En esa propuesta se definirán las carreteras incluidas, los plazos, vehículos afectados, tarifas, etc.

En otra línea de actuaciones del Ministerio que dirige, las inversiones de los fondos europeos incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, queda claro que el transporte de mercancías tendrá que realizar esta recuperación y transformación (como se le exige, hacia un modelo más sostenible y conectado) con sus propios medios.

«Quien contamina, paga» justifica los peajes en las carreteras de alta capacidad

Esta propuesta de tarificación, que todo parece indicar afectaría a todos los vehículos, no solo a los camiones, está incluida dentro de la Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte, cuya primera lectura en Consejo de Ministros se realizará antes de que acabe el año, según confirmó Raquel Sánchez en su comparecencia.

La reversión al Estado de las carreteras de peaje a medida que han ido venciendo sus contratos de concesión (las más recientes la AP2 y AP7 y suman ya 1029 kilómetros liberados de autopistas), las bonificaciones para los usuarios en los tramos de peaje que permanecen, no solo suponen un coste elevado para el Ministerio, si no que suponen un desequilibrio territorial: hay territorios dentro del Estado más penalizados que otros que carecen prácticamente de autopistas de peaje.

El Ministerio ha podido disponer en 2021 de unos presupuestos muy elevados (un 58% más que en ejercicios anteriores), la reversión de estos tramos de autopistas estaban planificados e incluidos en esos presupuestos así como las bonificaciones de determinadas autopistas de peaje (como los 2.300 millones que van a bonificar a los usuarios de la AP9 en Galicia), pero esta situación económica es insostenible a futuro («a medio plazo») «y necesitamos recursos para poder mantener unos estándares de calidad en nuestras carreteras. Además tenemos que responder al criterio europeo «quien contamina paga» y contribuir a la reducción de los gases de efecto invernadero que se generan

El coste de mantener nuestras carreteras está calculado en 1.200 millones de euros/año. En los últimos años, desde 2012, se ha ido acumulando un importante déficit en materia de conservación de carreteras que se tendría que ir subsanando. El presupuesto de este año para esta partida es de 1.240 millones de euros, es decir, cubre los gastos de este año y puede compensar un mínimo déficits anteriores.

Pero, además de la conservación hay que invertir en las carreteras ya planificadas y en proyecto, y mantenerlas y adaptarlas a las nuevas necesidades de conectividad y disponibilidad de infraestructuras de recarga de combustibles alternativos, si se quieren conseguir los objetivos fijados para la descarbonización.

Reducción del 55% de las emisiones del transporte para 2030

En su intervención, Raquel Sánchez, recordó que gran parte de las emisiones que provocan el cambio climático (y que España padece de manera más que preocupante) procede del transporte, que ha aumentado en un 30% sus emisiones desde 1990, según la Ministra de Transporte.

El paquete europeo «Fit for 55» implica reducir las emisiones un 55% para 2030, «lo que supone doblar la reducción de emisiones conseguida en 30 años en tan solo 10 años«. Y para conseguir este objetivo no queda más remedio que impulsar medidas de cambio en el transporte y en las infraestructuras. El Ministerio quiere incidir en varios puntos para conseguirlo: desarrollo de combustibles sostenibles para aviación y transporte marítimo y despliegue de una infraestructura de carga de combustibles alternativos. Bueno, ya no solo es la carretera la gran culpable de las emisiones y la que tiene que invertir cada vez más para ser más eficiente. Los otros modos de transporte, empiezan a verse afectados.

Impulso del transporte de mercancías por ferrocarril

Dentro de la misma Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada se encuentra el impulso que el Ministerio quiere dar al transporte ferroviario en el transporte de mercancías, es decir, que aumente su cuota de mercado del 4% actual a un 10% en 2030 (es la iniciativa denominada Mercancías 30). Parte de los Fondos de Recuperación Europeos se van a destinar a conseguir este objetivo, mejora de las infraestructuras, ayudas al sector del transporte ferroviario, terminales, etc.) Entre otras medias, por ejemplo, están las autopistas ferroviarias como la línea Valencia-Madrid o la autopista Algeciras-Zaragoza.

El transporte de mercancías por carretera tendrá que transformarse con sus propios recursos

Aunque la Ministra en su intervención alude al transporte de mercancías por carretera como «un sector esencial para nuestro país, y que lo seguirá siendo en este nuevo futuro que hoy estamos construyendo, más digital y más sostenible y que debe acometer también su propio proyecto de transformación«, a nosotros se nos quedan muy cortas las escasas referencias que ha hecho al mismo en las líneas principales de inversión e impulso del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Dentro de este Plan de Recuperación (dotado con 17.000 millones de euros para el conjunto de actuaciones del Ministerio de Transportes), para que los transportistas puedan afrontar con solvencia los retos de sostenibilidad, digitalización y descarbonización que les afectan, se puso en marcha el Plan de Impulso de la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera, más conocido como Plan Impulsa. Entre los objetivos de este Plan Impulsa está «el reforzamiento del sector, la mejora de su prestigio y su robustez como sector económico

Y aquí es donde se incluyen las ayudas a la formación y al abandono de la actividad, estás ultimas por importe de 10 millones de euros. Las mismas que en 2019, y 2020. Como sucede con las ayudas a la formación del sector, que no han crecido nada en los últimos años. Es decir, el transporte de mercancías por carretera, de nuevo es el hermano pobre y recibe cantidades mínimas no solo para su recuperación, si no para su transformación. Está claro que el transporte de mercadas por carretera, una vez más, tendrá que afrontar con sus propios recursos su transformación.

En este mismo Plan Impulsa es donde se encuentran las ayudas «para la renovación sostenible de nuestra flota de transporte«, que es una línea de ayudas que se ha cedido a las Comunidades Autónomas y que está entre las próximas actuaciones del Ministerio. Esperemos que se ponga en marcha antes de que finalice el año, porque, recordamos, que los camiones no han podido acogerse ni al Plan MOVES ni al Plan RENOVE.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

La electromovilidad en el transporte de mercancías. Episodio 8 del Podcast de Fenadismer en Carretera

Comenzamos una nueva temporada de podcast y no podemos hacerlo de mejor manera que hablando de electromovilidad en el transporte de mercancías por carretera...

Eficiencia y seguridad de los neumáticos: el sistema europeo de etiquetado

El sistema europeo de etiquetado de los neumáticos ofrece una información muy valiosa sobre este elemento esencial de los vehículos, tanto desde el punto...

La modificación del ROTT deja sin tarjeta hasta 2,5 Tn, elimina la antigüedad media y facilita el examen de competencia

El Consejo Nacional del Transporte Terrestre ha debatido hoy la propuesta de modificación del ROTT que propone el Ministerio de Transportes. Con el voto...