La Ministra de Transporte confía en el apoyo del transporte profesional para su proyecto de peajes

Señal de entrada en carretera de peaje.

La Ministra de Transportes confía en el apoyo del transporte profesional a su proyecto de peajes en las autovías españolas, conforme al principio del pago por uso que se quiere implantar y para dar cumplimiento al compromiso del Gobierno con Europa incluido en su Plan de Recuperación. No tenemos tan claro que el transporte profesional dé su apoyo a este proyecto, sin obtener ninguna compensación a cambio.

Tras el Consejo de Ministros del martes 19 de octubre, Raquel Sánchez, Ministra de Transportes, ha confirmado que su Ministerio trabaja en un Anteproyecto de Ley para establecer peajes en las autovías españolas. Pero, la intención del Ministerio es contar con el apoyo de todos los actores implicados, incluido el transporte profesional por carretera y las comunidades autónomas.

Si todo sale según lo previsto, el Anteproyecto de Ley se presentaría a Consejo de Ministros antes de fin de este año, de forma que en dos o tres años pudiera estar en marcha. Este es el tiempo que se precisa para adaptar todo el cambio normativo y de infraestructuras para el cobro del peaje. Así las cuentas, a finales de 2024 podría estar en marcha el nuevo sistema de pago por uso de la red viaria española, lo que nos situaría en línea con los otros 24 estados de la Unión Europea que tienen instalado un sistema de peaje, según los argumentos proporcionados por la Ministra de Transportes.

También el secretario de estado de infraestructuras, Sergio Vázquez, anunció hace unos días la implantación de un sistema de tarificación en las autovías, confirmando el compromiso del Gobierno con Bruselas de disponer de fondos suficientes para el mantenimiento de las carreteras.

Para poner en marcha los peajes, el Gobierno no necesita solo el consenso del transporte profesional, que evidentemente no se lo va a poner fácil, ni de las comunidades autónomas, necesita también el de los demás partidos de la oposición y hasta hoy, el Partido Popular ha dejado claro su rechazo a lo que considera «un impuesto» del Gobierno.

Pero, evidentemente el mayor rechazo le va a venir del transporte profesional. En este sentido, FENADISMER recuerda a la Ministra de Transportes que el Comité Nacional cuenta con el compromiso de su Ministerio, firmado en julio de 2019, por el que no se impondrá ninguna medida recaudatoria por el uso de carreteras sin el consenso del sector. De ahí, afirma la Federación su profundo malestar por enterarse de los planes del Gobierno por la prensa y no haber tenido ningún contacto previo con el sector en el que la Ministra pusiera en antecedentes qué es lo que se está planificando.

Se ha hablado mucho de cómo será el sistema de peajes en España. Desde el propio sistema (¿por kilómetros? ¿por tiempo?), hasta el importe, pasando por cómo afectará a determinados colectivos como el transporte. El Ministro anterior, José Luis Ábalos, siempre afirmaba que se articularía un sistema por el cual sería el cargador el que se haría cargo del importe del peaje. ¿Cuál sería este sistema? Lo ignoramos.

Lo que ha trascendido hasta ahora es que el Gobierno baraja un sistema de pago por kilómetros, con un importe que califica de «simbólico». Con este importe ha especulado SEOPAN (la patronal de las constructoras, muy interesadas desde hace años en el establecimiento de un sistema de peaje para asegurarse recursos) y habla de importes de entre 3 y 5 céntimos/kilómetro para los turismos.

La Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (Acex) lo fija en una horquilla entre 3 y 5 céntimos/kilómetro, entendemos que también solo para turismos. Y otras fuentes hablan de un céntimo/kilómetro.

El Gobierno sigue sin dar ninguna pista sobre cuál sería el sistema. Tampoco queda claro que sea este sistema de pago por kilómetro; podría ser el de pago por tiempo, más conocido como «viñeta». El sistema de pago por tiempo tiene la ventaja de que permite fijar bonos por uso, kilómetros exentos de peaje, horarios valle, punta… etc. Un sistema de pago por uso, implica la instalación de pórticos y de dispositivos electrónicos en los vehículos para poder registrar el uso de las carreteras sujetas a peaje. Esto conlleva un tiempo y un coste considerable.

En cuanto a las voces en contra del sistema de peaje, no está solo FENADISMER ni el resto de las organizaciones empresariales de transporte. Otros organismos como el RACE se han postulado muy contrarios, porque los usuarios de las carreteras ya participan en el mantenimiento de las mismas con sus impuestos (de hecho, el RACE estima en 30.000 millones de euros la recaudación fiscal solo con impuestos derivados del uso de vehículos de transporte), y porque esto puede suponer un problema de seguridad vial al desviarse tráfico a carreteras secundarias que ya soportan el 78% de los accidentes.

FENADISMER recuerda al Gobierno que sí, que hay muchos estados europeos que tienen un sistema de pago por uso, pero no todos. Sin ir más lejos, en Francia, tras cinco intentos de establecer un peaje, el Gobierno tuvo que desistir por la fuerte oposición del transporte y de otros sectores de la población.

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Scania presenta su nueva gama de motores Scania Super que ahorra un 8% de combustible

Scania presenta su nueva gama de motores Scania Super que ahorra un 8% de consumo en comparación con la gama actual, junto con las...

Paro de transporte entre el 20 y el 22 de diciembre

El Comité Nacional del Transporte se ha reunido hoy con el Director General de Transporte Terrestre, Jaime Moreno, y la conclusión de la reunión...

Manual de Inspección de tiempos de conducción y descanso y tacógrafo

El Ministerio de Transportes ha publicado un “Manual de inspección de tiempos de conducción y descanso y tacógrafo en el transporte por carretera”. El...