Rechazada la propuesta de compra-venta de emisiones en el transporte

El Parlamento Europeo ha rechazado la propuesta de modificación del nuevo Régimen de Comercio de Emisiones, en el que se pretende incluir al transporte por carretera. Los europarlamentarios quieren que la incorporación del transporte a este sistema de compra-venta de derechos de emisiones esté en concordancia con el desarrollo completo de una red europea de infraestructuras de carga eléctrica y combustibles alternativos. 

El Régimen de Comercio de Emisiones es un sistema de compra-venta de emisiones, con el que se quiere promocionar la reducción de emisiones de gases perjudiciales. Actualmente ya están sujetos a este Régimen las centrales térmicas y de cogeneración para la producción de energía y las industrias más emisoras de gases: refinerías, siderurgia, cemento, papeleras, etc. A cada empresa obligada a inscribirse en el Régimen se le asigna un volumen de emisiones asociado a su actividad. Si emite menos, puede “vender” a otra empresa que contamine de más la cuota de emisiones (el derecho de emisión, en términos legales). 

En definitiva, es un sistema con el que se incentiva “económicamente” a las empresas que reducen sus emisiones y se castiga a los que no hacen los deberes en este sentido. La Unión Europea puso en marcha en enero de 2005 el primer Régimen de Comercio de Emisiones CO2, que ahora se está revisando. Y es en este proceso de revisión en el que se está tramitando la incorporación del transporte por carretera a este sistema de compra-venta de derechos de emisiones. Es decir, cuando se apruebe, las empresas con camiones que emitan CO2 por encima del volumen que se les haya asignado, emisiones que son directamente proporcionales al consumo de combustibles fósiles (gasóleo, diésel, gas natural), tendrán que comprar “derechos de emisión” a las empresas con emisiones bajas. 

Sin embargo, los europarlamentarios no han dado el visto bueno a la propuesta presentada en el pleno, que a sufrido un rechazo generalizado, con más de 500 votos en contra y poco más de 100 a favor. En ese sentido, la asociación europea de transportistas UETR, de la que forma parte FENADISMER, ha mostrado su satisfacción ante el resultado de la votación. De hecho, desde UETR, asociación que actualmente preside Julio Villaescusa, presidente de FENADISMER, aseguran que han trabajado intensamente en las últimas semanas para tratar de impedir su aprobación. 

En la UETR consideran que la Unión Europea debe “priorizar de manera realista la previa aceleración del desarrollo completo de la infraestructura de combustibles alternativos. Cualquier posible inclusión del transporte por carretera en el Régimen de Comercio de los Derechos de Emisión (RCDE) necesita como requisito previo esencial el pleno despliegue de dicha infraestructura en toda la Unión Europea”.  

 A este respecto, el presidente de la UETR, Julio Villaescusa, afirmó que “El transporte por carretera está absolutamente a favor de la descarbonización, pero eso no significa que los transportistas tengan que admitir sin más medidas que sean irrealistas y de imposible cumplimiento. El texto sometido a votación en el Pleno del Parlamento Europeo habría incluido únicamente a los transportistas por carretera en el sistema, sin ninguna garantía sobre la capacidad de la infraestructura de combustibles alternativos para afrontar la transición. Esperamos que este rechazo brinde la oportunidad de volver a trabajar en la propuesta y hacerla adecuada para su propósito, totalmente sincronizada con la regulación sobre el despliegue la infraestructura de combustibles alternativos, y con los pequeños y medianos transportistas como actores del cambio, adoptando con éxito su papel en la transición ecológica.” 

En relación con la red de recarga eléctrica y combustibles alternativos, hay que recordar que recientemente el Consejo Europeo ha rebajado la rapidez del proceso de implantación de esta red de infraestructuras, aunque ahora tiene que acordarse una redacción final del Reglamento con los europarlamentarios. 

El Régimen de Comercio de Emisiones y el Reglamento para el desarrollo de la red de infraestructuras para combustibles alternativos forman parte del paquete Objetivo 55 (Fit for 55), el Paquete de medidas en materia de energía, clima y transporte promovido por la Unión Europea para reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030, con el objetivo último de convertir a Europa en 2050 en el primer continente climáticamente neutro. Otra de las reglamentaciones cuya reforma se está tramitando actualmente es la reducción de emisiones de CO2 de las furgonetas, mientras que la de los camiones se iniciará, si se cumplen lo previsto, antes de que finalice el año. Puedes encontrar más información sobre el proceso de descarbonización del transporte por carretera en nuestro cuadernillo especial. 

  • Suscríbete a nuestro boletín

NUESTROS DESTACADOS

Desarticulado un grupo criminal que robaba en camiones rajando la lona

La organización criminal desarticulada por la Guardia Civil se considera que es la responsable del robo de mercancías por el “método lonero” en al...

Transportes publica un documento informativo sobre la carga y descarga y la Ley de la Cadena de Transporte

Las numerosas dudas planteadas por los transportistas en relación con la participación del conductor en las labores de carga y descarga y de las...

Aprobada la Ley de la Cadena de Transporte con el visto bueno del sector

El Comité Nacional ha dado el visto bueno finalmente al último texto entregado por el Ministerio y que recoge los preceptos mínimos exigidos para...